12 de septiembre de 2018
12.09.2018

El CEU facilita el acceso a la universidad de jóvenes gitanos mediante becas del 100%

El CEU tiene un convenio de colaboración con la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús, pionero en España, para que los jóvenes de este barrio ilicitano consigan graduarse y romper con los prejuicios actuales

12.09.2018 | 04:15
Un instante de la visita, ayer, de la RFEF al colegio Mediterrani de Elche

La Universidad Cardenal Herrera CEU de Elche cuenta con un covenio de colaboración con la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús para facilitar el acceso de los jóvenes gitanos de este barrio a los estudios universitarios. Una iniciativa que, en los cuatro años que lleva en funcionamiento, ha permitido que ocho jóvenes gitanos de este barrio estudien en el CEU de Elche gracias a una beca del 100%. De estos 8 estudiantes, dos ya han acabado, lo que demuestra el éxito de proyecto y la implicación de los estudiantes gitanos que, con esfuerzo, logran graduarse, en este caso, en Magisterio.

Según explica el coordinador de la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús, Isaac Motos, este convenio con el CEU se enmarca dentro del proyecto «Edukalo», una iniciativa puesta en marcha por esta asociación para apoyar escolarmente a los jóvenes gitanos del barrio y reducir el abandono escolar. «El convenio con el CEU es un paso más, muy importante, ya que permite romper con la dinámica social actual y favorece el acceso a la Universidad de estos jóvenes que perdían la oportunidad de acceder a estudios universitarios».

Para Francisco Sánchez, director del CEU de Elche, la colaboración del CEU con la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús supone un nuevo acercamiento con el entorno social de Elche al participar en una iniciativa de gran «calado social». «Nosotros, como universidad, sí podemos ser una parte primordial en la formación universitaria de estos estudiantes al ofrecerles la oportunidad de acudir a nuestras aulas cuando muchos de ellos, a pesar de tener la aprobado el acceso a la Universidad, no acudían a la Universidad por no tener la nota suficiente o por el coste que supone para sus familias, entre otros muchos motivos».

La asociación apoya escolarmente a los jóvenes gitanos del barrio / ANTONIO AMORÓS

Gracias a este convenio, la Fundación San Pablo CEU concede becas al 100% a una serie de estudiantes que cumplen con los requisitos establecidos por el CEU y que, además, son recomendados por la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús. Una forma de proceder, que para Isaac Motos, es «única» en España y que soprende en todos los foros en los que el representante de la Asociación participa.

«Este proyecto es ilusionante, ya que estos universitarios gitanos trasladan a su vez a los más jóvenes del barrio la idea de que 'sí se puede', ayudando a reducir la exclusión social y los prejucios», destaca Issac Motos.

Sobre el futuro de esta colaboración, Francisco Sánchez augura que continuará y que irá a más porque «es un proyecto que nos justifica como Universidad al no ser ajenos a la realidad que nos rodea». Al mismo tiempo que el director del CEU califica de «pionera» esta colaboración considera fundamental que el modelo pueda replicarse en el resto del país e ir sumando nuevos apoyos para reducir el abandono escolar entre los gitanos e incrementar su presencia en las universidades.

Apoyo de la Federación Española de Fútbol

Federación Española de Fútbol visitó el colegio Mediterrani / ANTONIO AMORÓS

Los primeros apoyos están empezando a llegar, tal y como pudo verse ayer en Elche cuando la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), con su presidente Luis Rubiales a la cabeza acompañado de Fernando Giner y de Francisco «Lobo» Carrasco, visitaron el colegio Mediterrani para mantener un encuentro con alumnos gitanos y apoyar el proyecto «Edukalo».

Durante el encuentro, en el que también estuvieron el alcalde de Elche, Carlos González, el director de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche y el propio Isaac Motos, los representantes de la RFRF insistieron a los niños en la importancia de que continúen estudiando hasta llegar a la universidad.

«Nuestro modelo de colaboración es único y debería reproducirse en toda España»

Francisco Sánchez, Director CEU de Elche

Francisco Sánchez, Director CEU de Elche / ANTONIO AMORÓS

- ¿Desde cuándo colabora el CEU con la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús para facilitar el acceso de los jóvenes a la Universidad?

Este es ya nuestro cuarto año de colaboración y, en la actualidad, contamos entre nuestros estudiantes con 9 alumnos procedentes de esta asociación cursando sus estudios en nuestra Universidad. La Asociación Gitana Ilicitana de Carrús inició su proyecto «Edukalo» con el objetivo de reducir el abandono escolar de los gitanos y, con ello, romper una dinámica social que hace que tan solo el 0,1% de los gitanos haya finalizado sus estudios de Secundaria.

Nosotros, con este convenio, queremos ayudar a que los miembros de esta asociación tengan la oportunidad de acceder a nuestra Universidad, ya que la gran mayoría de ellos dejaban de estudiar al no poder acceder a los estudios por diversos motivos como una nota insuficiente o el importe económico.

- ¿De qué modo les ayuda el CEU?

Los estudiantes de esta asociación que cumplen los requisitos para acceder a uno de nuestros grados pueden estudiar en las aulas del CEU gracias a unas becas del 100%. Unas becas que, como no puede ser de otro modo, son concedidas en igual de condiciones que al resto de alumnos del CEU. Este proyecto de colaboración nos justifica como Universidad y nos recuerda que el CEU no puede ser ajeno a la realidad que nos rodea.

- ¿Cómo es la adaptación de estos estudiantes al CEU?

Es completamente normal y estos estudiantes destacan por tener unos resultados excelentes. Hay que huir de prejuicios que ayudan a la exclusión social de los gitanos. Ideas como que no son buenos estudiantes son absolutamente falsas. En el CEU hemos visto que son estudiantes brillantes, con un rendimiento académico excelente que, incluso, logran matrículas de honor.

- ¿Este proyecto va a ir a más?

Este proyecto tiene que crecer, sin ninguna duda. En la actualidad, este convenio de colaboración del CEU con la Asociación Gitana Ilicitana de Carrús es único y pionero en España. Sin embargo, este modelo no debería ser único sino que se debería reproducir en el resto de universidades de toda España.

Si en el CEU lo estamos consiguiendo se puede lograr en el resto de universidades. Esta sería la mejor forma de romper con la diámica social de un colectivo en el que el porcentaje de personas con estudios universitarios es bajísimo.

Por ello, creemos fundamental que se sumen a la iniciativa diferentes instituciones de áreas diferentes como la del Deporte, que es lo que hizo la Federación Española de Fútbol ayer visitando el colegio Mediterrani

- Y estos alumnos que estudian en el CEU: ¿Deberían de tener un impacto en su entorno?

Por supuesto. Éste es un proyecto ilusionante y estos alumnos tienen que ser modelos para la gente del barrio de Carrús. Por eso, son ellos quienes además de estudiar tendrán que proponer nuevas iniciativas y proyectos desde el barrio para garantizar la educación de los gitanos que, en definitiva, es la mejor herramienta contra la pobreza y para conseguir la inclusión social.

El edificio de Carmelitas se transforma

La Universidad CEU Cardenal Herrera está ultimando la primera fase de rehabilitación interior del edificio de Carmelitas, un inmueble que tiene en propiedad la institución académica en el centro de Elche y que gracias a esta intervención está experimentado una transformación total para adaptarlo a las necesidades didácticas actuales.

En el edificio de Carmelistas del CEU en Elche se están creando espacios abiertos, modernos e innovadores / ANTONIO AMORÓS

En concreto, esta primera fase de remodelación interior está centrada en la zona de la entrada del edificio, en el salón de actos y en la escalera, unos elementos que no habían sido renovados desde la llegada del CEU de Elche hace 24 años. Gracias a la actuación realizada, el edificio del CEU de Carmelitas destaca ahora por sus espacios abiertos y por una nueva distribución.

En este sentido, los servicios generales del CEU y los despachos de administración en el edificio de Carmelitas estarán ubicados en la planta de entrada en lugar de la primera planta donde han estado ubicados hasta ahora. De este modo, la realización de cualquier tipo de trámite o gestión será mucho más accesible tanto para los estudiantes del CEU como para las personas interesadas en realizar algún tipo de consulta sobre el centro universatario.

Gracias a la intervención, el edificio está completamente adecuado a las necesidades didácticas actuales / ANTONIO AMORÓS

Otra de las novedades que se va a incorporar en el centro de Carmelitas es la creación de nuevas aulas y la adecuación de las ya existentes a unos diseños más actuales y modernos para la práctica didáctica. Al respecto, el director del CEU en Elche, Francisco Sánchez, destaca que esta renovación irá acompañada también de un mobiliario más moderno para atender a las nuevas necesidades pedagógicas.

Así, las zonas comunes de la universidad cuentan ya con nuevos sillones y sofás, mientras que las mesas donde se impartirán las clases serán móviles para poder jugar con su ubicación y disposición en las clases, lo que ayudará al CEU a reforzar su apuesta por la formación de sus estudiantes en en la formación de estas nuevas metodologías y métodos colaborativos de trabajo con el objetivo de fomentar la creatividad y el trabajo cooperativo de los alumnos de Magisterio, que son los que usan mayoritariamente este edificio.

Con esta iniciativa, el CEU refuerza su apuesta por la formación con métodos colaborativos de trabajo / ANTONIO AMORÓS

Para Francisco Sánchez, la intervención realizada en el edificio de Carmelitas «nos ha permitido ganar en versatilidad y potenciar un nuevo tipo de aula más en línea con el mundo digital». Con esta actuación el edificio está completamente adecuado a las necesidades didácticas actuales, al tiempo que el CEU optimiza al máximo todas sus instalaciones.

A la ejecución de las obras de esta primera fase de renovación interior del edificio de Caremlitas, que ha contado con un presupuesto cercano a los 1,2 millones de euros, le seguirá una segunda fase de remodelación que estará centrada en el patio y los «halls» del edificio y que tendrá un presupuesto similar al de esta primera fase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook