15 de mayo de 2018
15.05.2018
Más de un año después

Dos edificios del Parque Científico llevan más de un año esperando la licencia de actividad

El alcalde se compromete a agilizar los trámites e impulsar el desarrollo de la ampliación del campus como motor económico de la provincia

14.05.2018 | 23:45
Uno de los edificios que esperan la licencia y donde se trasladarán los institutos universitarios.

Los inmuebles deben albergar laboratorios de investigación y los institutos tecnológicos.

Dos edificios ya construidos en el Parque Científico de la Universidad de Alicante (UA) llevan más de un año a la espera de contar con la licencia de actividad para empezar a funcionar. Son el inmueble que albergará todos los institutos universitarios técnicos, esto es seis de los dieciocho con los que cuenta la institución académica, y otro destinado a laboratorios. Además, los accesos a esta zona de ampliación del campus también se encuentran a la espera de trámites de la administración municipal.

El alcalde, Luis Barcala, se comprometió ayer con el rector de la UA, Manuel Palomar, a agilizar la tramitación de las licencias al considerar al Parque Científico como un «proyecto importantísimo y estratégico de ámbito provincial». «La universidad ha realizado un esfuerzo muy importante y hay que respaldarlo. Es necesario impulsar el Parque Científico», afirmó Barcala.

El alcalde visitó hace un par de semanas el campus alicantino con motivo de la visita de las bellezas antes de la elección de la Bellea del Foc. Entonces ya habló con el rector de la necesidad de incrementar los vínculos entre ambas instituciones y fruto de aquella conversación ayer firmaron un convenio para impulsar el intercambio y difusión de conocimiento científico y cultural en la ciudad.

El Parque Científico consta de 900.000 metros cuadrados que pertenecen al término municipal de Alicante. Ya cuenta con doce edificios en funcionamiento destinados a investigación e innovación y la UA licitó recientemente el que será el edificio estrella, diseñado por Vázquez Consuegra, con capacidad para albergar 150 empresas. La importante reducción de la financiación durante los años de la crisis ha ralentizado el desarrollo del parque pero no lo ha paralizado en gran medida por el empeño del rector y su equipo que decidieron acometer las obras por fases. Gracias a ello culminaron los dos edificios citados pero se toparon con el parón de licencias en Urbanismo, área que dirigía Miguel Ángel Pavón (Guanyar). Una circunstancia que afectó a otros ámbitos de la ciudad y que desde la UA nunca han criticado si bien el rector agradeció ayer al alcalde «el apoyo tanto a nivel institucional como personal, ya que incluso ha mostrado su interés por conocer el Parque Científico in situ». «Los técnicos municipales ya conocen la situación y existe el compromiso del alcalde», destacó Palomar.

«El Parque Científico requiere obras que se tienen que ejecutar e infraestructuras que se tienen que acelerar porque estaba ralentizada la gestión de las licencias. Las instrucciones son que las licencias se tramiten con la premura necesaria y que cualquier cuestión que se plantee durante la tramitación se resuelva con normalidad», apostilló Barcala. Además, el alcalde incidió en que el parque será la «piedra angular» de varios programas de emprendedurismo previstos para que «den resultados lo antes posible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook