08 de junio de 2010
08.06.2010
RETRANSMISIÓN

Mundial, ¿con o sin sexo?

La presencia de Sara Carbonero reaviva la eterna polémica. "A Sudáfrica voy a trabajar", responde la reportera de Telecinco

08.06.2010 | 12:14
Mundial, ¿con o sin sexo?

Sara Carbonero, subdirectora de Deportes de Telecinco, ya se encuentra en Sudáfrica con sus cinco maletas junto a todo el contingente encargado de las retransmisiones del Mundial. Pero Sara no es una reportera más. A sus 25 años, mantiene una relación con Iker Casillas y fue elegida la periodista deportiva más sexy del mundo. Así que su presencia a pie de campo no pasará desapercibida. Sobre todo porque ya le acompaña la polémica. Desde que trascendió su noviazgo se habla de la falta de concentración de Iker, ni más ni menos que el cancerbero de la Roja.
El pasado sábado, en La noria, la joven respondió a una información de El Mundo. ¿Yo puedo desestabilizar el Mundial, se preguntaba, "la relación con los jugadores es más fría. La gente piensa que estás todo el día con ellos". No se alojarán en el mismo hotel pero sí en uno próximo. Los españoles tendrán un día libre -tras cada encuentro- para sus familias. Iker y Sara se verán más. Pero Casillas será mirado con lupa. Sport afirmó, en marzo, que los responsables del Real Madrid le habían dado un toque. Esto, unido al error que cometió en el primer gol ante Arabia Saudí en los partidos premundialistas, calentó el debate acerca de si debe ser el titular indiscutible. Una encuesta digital realizada recientemente por Faro de Vigo apuntaba a que la mayoría no cree que una cosa tenga que ver con la otra, aunque un consierable 37% entendía que la relación perjudica al deportista.

El fútbol y el sexo
La polémica acerca de si las parejas de los deportistas deben o no estar a su lado no es nueva. En Sudáfrica, Diego Armando Maradona ha marcado los máximos -parejas y familia, sexo, asado argentino y dulce de leche ¿por qué no-mientras Fabio Capelo quiere instalar cámaras en las habitaciones. Los mexicanos tendrán dos ocasiones: antes de empezar y si se clasifican para octavos. Los especialistas opinan que el sexo, sin excesos, no tiene por qué afectar al rendimiento deportivo. Dicen los expertos que un coito consume entre 150 y 300 calorías, lo mismo que subir rápido dos tramos de escaleras de 20 escalones. Y que se recuperan con una taza de leche y una galleta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook