04 de julio de 2012
04.07.2012

Desórdenes emocionales en la consulta

28.04.2012 | 02:00
Imagen de archivo de un grupo de pacientes en un centro de salud de la provincia.

Casi el 20% de los pacientes de Atención Primaria tienen un trastorno de ansiedad, de los que el 41% no reciben tratamiento

El presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, Antonio Cano, ha señalado recientemente que un 19,5 por ciento de los pacientes de Atención Primaria presentan al menos un trastorno de ansiedad, "convirtiéndose en hiperfrecuentadores de estas consultas, que ya están de por si colapsadas, a pesar de que un 41 por ciento de estos pacientes no están recibiendo ningún tipo de tratamiento".
Cano realizó estas declaraciones en la II Jornada de Psicología Clínica y de la Salud, organizada por la Unidad de Psicología Clínica y el Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana que se celebraron a finales de marzo en el Hospital General.

Desórdenes emocionales
La edición de este año está dedicada al tratamiento psicológico de desórdenes emocionales en los centros de Atención Primaria. De este modo, se pretende tender un puente entre los especialistas de los centros de atención especializada y los de primaria es una necesidad que los psicólogos clínicos han detectado como vía adecuada para tratar los desórdenes emocionales más frecuentes.
Trastornos como la falta o exceso de apetito, el estrés, el insomnio, modalidades de depresión, las alteraciones emocionales posparto, la emergencia de una enfermedad crónica médica o la angustia, pueden modificar sustancialmente la capacidad que tiene cada personas para sostener su proyecto vital.

Mal medicados
Muchas de las personas que padecen problemas de ansiedad, estrés y depresión no cuentan con la información necesaria para conocer y manejar sus emociones. El 64 por ciento de los pacientes con trastornos mentales es atendido por un médico de Atención Primaria. En la mayoría de los casos se prescribirán tranquilizantes que producen adicción y no resuelven el problema, según las mismas fuentes.
En España, la mayoría de los pacientes con trastornos de ansiedad y depresivos no están bien medicados y producen más discapacidad que los trastornos físicos crónicos.
La Organización Mundial de la Salud prevé que la depresión será la segunda mayor causa de discapacidad en el año 2020. Además hay que considerar que el trastorno depresivo empeora más la salud incluso en enfermedades físicas crónicas (diabetes, asma, angina y artritis), tal y como se comprobó en un estudio llevado a cabo con casi 250.000 pacientes de 60 países, en el que se encontró también que entre un 9,3 y un 23 por ciento de pacientes con enfermedad física crónica presenta un trastorno depresivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook