24 de julio de 2020
24.07.2020
Información
Observación espacial

Detectan la caída de un meteorito en el noroeste de la isla de Tenerife

Dos cámaras han permitido documentar y localizar la caída del meteoro, entre Icod y Buenavista

24.07.2020 | 18:53
El lugar de la caída de un meteorito en Tenerife.

El Museo de la Ciencia y el Cosmos, dependiente del Cabildo de Tenerife, informó hoy de que el pasado martes 14 de julio, a las 00:50:26, detectó el paso de un meteorito por la atmósfera en Canarias, gracias a la reciente adquisición de una cámara capaz de captar estas observaciones. Este fenómeno también fue capturado por otra cámara situada en el observatorio del Teide, que forma parte del proyecto eslovaco AMOS, por lo que ambas pruebas han hecho posible triangular y localizar la ubicación aproximada de su caída, que se sitúa entre los municipios de Icod de los Vinos y Buenavista del Norte.

La cámara del citado museo se instalará próximamente en la plaza de este espacio público, en La Laguna, pero debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus se colocó provisionalmente y ha comenzado a probarse desde la vivienda de uno de sus trabajadores, en Tegueste. Desde allí se detectó la caída de este pequeño meteorito, de entre 10 y 20 centímetros de diámetro aproximado.

El director del Museo de la Ciencia y el Cosmos, Héctor Socas, explica que la entrada de meteoros en la atmósfera es un fenómeno muy habitual, que se da prácticamente a diario. Lo que no es tan habitual es que estos fragmentos de rocas espaciales lleguen a impactar con la superficie terrestre, aunque tampoco se trata de un suceso histórico ni extraordinario.

Pese a que existe constancia de la caída de pequeños meteoritos con relativa frecuencia, Socas destaca la importancia de localizar, si fuera posible, alguno de los fragmentos para su estudio. Para lograr esta tarea tan compleja, piden colaboración ciudadana y explican que los fragmentos de meteorito tendrán una superficie muy negra y lisa, como quemada; contenido metálico, y un peso muy superior al de una roca terrestre. Aparte de estas características, "generará atracción con un imán", subraya Socas.

"Creemos que no habrá fragmentos mayores que la palma de una mano, por lo que será difícil localizarlos, pero si alguien encuentra una roca con estas características, sería importante que nos dejaran fotografiarla y estudiarla", explica el responsable del Museo de la Ciencia y el Cosmos.

Desde la Global Meteor Network han comunicado al museo la posibilidad de que en la zona de la caída del meteorito, se encuentren pequeñas piezas de unos 10-50 gramos, la mayoría de tamaño similar a una moneda y aspecto negruzco. Desde Museos de Tenerife, se quiere señalar la población de estos municipios, en caso de que se encuentren con materiales de este tipo, para que tengan conocimiento de su procedencia.

La cámara del Museo de la Ciencia y el Cosmos permite realizar observaciones del cielo, con el objetivo de conocer mejor el entorno espacial del planeta Tierra y contribuir a encontrar posibles objetos peligrosos que, en determinadas circunstancias, pueden llegar a caer sobre el planeta, como el caso de este meteorito.

Con esta nueva tecnología, Museos de Tenerife continúa avanzando en el estudio del universo, además de capturar la belleza del espacio para poder trasladarla a la población.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook