16 de junio de 2020
16.06.2020
Información
Tribunales

El Colegio de la Abogacía de Alicante clausura el curso de mediación civil

La magistrada del Consejo General del Poder Judicial Ana María Carrascosa subraya la necesidad de alcanzar acuerdos frente al colapso de la Justicia

16.06.2020 | 21:03
El Colegio de la Abogacía de Alicante clausura el curso de mediación civil

El Ilustre Colegio de la Abogacía de Alicante (ICALI) clausuró el pasado viernes la V edición del Curso de Mediación Civil, Mercantil y de Tráfico que se ha impartido casi íntegramente online como consecuencia de la crisis generada por el coronavirus.

La magistrada y responsable de la implantación, supervisión y desarrollo de los programas de Mediación Intrajudicial en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ana María Carrascosa, ha ofrecido la lección magistral de clausura de este curso, que ha contado con una treintena de estudiantes y que consta de 150 horas de formación. Esta formación habilita para ser mediador, según exige la Ley 5/2012, de 6 de julio.

En esta clausura han participado el decano del ICALI, Fernando Candela Martínez, y el diputado sexto y coordinador del curso, Miguel Ángel Martínez Martínez, y la tesorera y mediadora, Catalina Alcázar Soto.

En esta última jornada, Carrascosa ha abordado cómo ha de ser la relación entre la mediación y los tribunales, cómo ha de trabajarse en la práctica y qué reflejo debe tener en la legislación. "La mediación es, dentro de los ADR (Resolución Alternativa de Conflictos, en sus siglas en inglés «Alternative Dispute Resolution») la está más regulada en los países de nuestro entorno, un mandato que España ha asumido y que hay que llevar a la práctica. Aunque esto es así, está demostrado que cuánto menos rígida sea esa regulación mejor resultado ofrece. De lo contrario, acabamos haciendo como el procedimiento legal y no somos capaces de dar respuestas adaptadas", ha señalado la magistrada.

La mediación y el COVID-19

El papel de la mediación como una herramienta que alivie el colapso judicial que se avecina en los próximos meses también ha sido abordado en esta ponencia. "El principal problema que tiene la mediación es que no se conoce, una vez que se conoce la gente repite. Si el conflicto es adecuado para ser tratado en mediación evidentemente damos la mejor respuesta posible", ha recordado Carrascosa. "En este momento donde se prevé un colapso en la jurisdicción, aumento de conflicto de muchos tipos y muchos de ellos con gran componente no legal sino emocional vemos como una sentencia no llegará a compensar a quienes han sufrido, por ejemplo, la pérdida de un familiar", ha reflexionado la magistrada.

En este sentido, Carrascosa ha abogado por un "esfuerzo colectivo" por alcanzar acuerdos que tengan en cuenta las necesidades de las partes. "Durante el periodo más virulento de la pandemia todo el mundo tenía muy claro que se tenía que ir a soluciones consensuadas. Sin embargo, en la medida que vamos saliendo del agujero la gente tiende a volver a sus posiciones cómodas de siempre. Hay que pensar que igual logramos una sentencia a favor, pero, por ejemplo, si descapitalizamos a determinadas empresas no podremos ejecutar dicho fallo porque no habrá dinero", ha manifestado.

La responsable de los programas de mediación en el CGPJ ha puntualizado que "tenemos que trasladar que con pleno respeto a los derechos consolidados por la ciudadanía hay un esfuerzo colectivo que hay que hacer. La ciudadanía tiene que saber que forma parte de una sociedad democrática avanzada, madura, con capacidad de ejercer esos valores y capaz de llegar sola a buenas decisiones. Si queremos una sociedad que viva en paz tenemos que potenciar las soluciones que pacifican las relaciones cuando hay un conflicto. La jurisdicción es un modo pacífico de resolver conflictos, pero no los pacifica, porque hablamos de «un ganar-perder» y alguien siempre se ve perjudicado".
"A través de la mediación llegamos a soluciones que necesita una parte y la otra es capaz de dar y además se trata de un procedimiento que favorece la participación ciudadana en la justicia y la hace más demócrata, por lo que no solo hablaríamos de la justicia de los tribunales sino de algo mucho más amplio", ha concluido la magistrada.

La magistrada Carrascosa, una de las mayores expertas en métodos alternativos de resolución de conflictos, ha destacado la trayectoria que alcanza la formación en mediación realizada por el ICALI: "Se trata de una formación muy bien pensada, acorde a lo que van necesitando los colegiados y colegiadas y que además se ha enriquecido con las prácticas y el trabajo del propio Instituto de Mediación del ICALI, que ha logrado un buen porcentaje de acuerdos lo que refleja que los profesionales que realizan estos cursos saben hacer su trabajo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook