10 de marzo de 2020
10.03.2020
Elche

Prisión para dos de los seis detenidos por el tiroteo entre narcos de dos bandas en Elche

La Policía Nacional vincula la reyerta con un robo de droga entre miembros de dos grupos, pero los implicados se culpan mutuamente

09.03.2020 | 23:28
Prisión para dos de los seis detenidos por el tiroteo entre narcos de dos bandas en Elche
Prisión para dos de los seis detenidos por el tiroteo entre narcos de dos bandas en Elche

Uno de los encarcelados declara que pagó 5.000 euros para comprar marihuana y luego le intentaron robar.

Dos de los seis detenidos por la Policía Nacional por su presunta relación con el tiroteo del pasado viernes en Elche ingresaron ayer en prisión provisional tras pasar a disposición judicial. La Policía Nacional vincula la reyerta con un «vuelco» de droga –robo– entre miembros de dos bandas rivales, aunque no queda claro quién robó a quién, ya que algunos implicados se han acusado mutuamente y al menos uno de ellos ni siquiera admite su participación en los hechos.

La investigación de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Judicial de Elche se saldó con la detención de seis personas de entre 23 y 39 años tras el tiroteo ocurrido el pasado viernes. Dos de ellas eran mujeres que fueron puestas en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales y las otras cuatro pasaron ayer a disposición judicial.

El único detenido que pasó a disposición judicial en Elche es un ciudadano marroquí que quedó en libertad provisional tras ser asistido por el abogado José Luis Sánchez Calvo. Según declaró este investigado, fue el primero en llegar al barrio de Elche donde se produjeron los hechos, a modo de avanzadilla, para realizar una compra de droga. Tras él, llegó un segundo vehículo, con otras dos personas, que fueron recibidas a pedradas por la otra banda, por lo que emprendieron la huida por el barrio. Fue en ese momento, según su declaración ante la Policía, cuando chocaron con el vehículo de limpieza de Urbaser, cuyos dos operarios resultaron heridos leves. Los dos implicados emprendieron la huida a pie y, pese a que presuntamente pertenecían a la misma banda, acabaron robando el coche a este detenido, encañonándolo, y llegando a disparar, al sospechar que les había tendido una trampa.

Es más, según apuntaron fuentes cercanas a la investigación, el implicado llegó a denunciar el robo de su vehículo ante la Guardia Civil. Se trata del coche que fue localizado horas más tarde en la rotonda de la Universidad de Alicante en San Vicente, momento en el que fue detenido por la Policía Nacional.

Las dos personas que huyeron en el coche, de nacionalidad francesa, pasaron ayer a disposición judicial en Alicante, donde fueron asistidas por el abogado Joaquín Lacy y el juez de guardia acordó su ingreso en prisión, mientras que un tercer arrestado, un español defendido por el abogado Aitor Esteban Gallastegui, quedó en libertad provisional y no admite ni siquiera que estuviera en el lugar de la reyerta.

Traductor


De los dos encarcelados, uno asegura que acompañó a un conocido para hacer de traductor. El otro, un varón corpulento que fue fotografiado en el lugar mientras empuñaba una pistola, manifestó ayer en sede judicial que acudió para comprar marihuana y tras entregar 5.000 euros para adquirir dos kilos fue víctima de un intento de robo por parte de una veintena de personas. Asegura que una de ellas iba armada con una pistola y que se la quitó en un forcejeo antes de huir.


El mismo día del tiroteo la Policía detuvo a un implicado e intervino la droga que motivó la reyerta. Los investigadores intercambiaron información con las autoridades policiales francesas e identificaron a dos implicados considerados de «extremada peligrosidad», según la Policía. Fueron arrestados en Alicante y ofrecieron gran resistencia, causando heridas leves a un agente, según la Comisaría. Luego detuvieron a tres personas más, que también se mostraron agresivas. En casa de uno de los principales implicados decomisaron tres kilos de marihuana, casi 2.000 euros y dispositivos móviles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook