09 de marzo de 2020
09.03.2020

Retiran del mercado negro una decena de armas de fuego y 23 kilos de droga

Los dos detenidos, uno de ellos en Alicante, se dedicaban a modificar armas inhabilitadas para venderlas ilícitamente

09.03.2020 | 16:42

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres de 58 y 72 años como presuntos autores de tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas en el marco de la operación 'Cuerda', en la que ha decomisado una decenas de armas de fuego ilegales y 23 kilos de droga, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Los agentes, en colaboración con la Policía Local de Lorca y la Guardia Civil de Alicante, iniciaron la investigación en septiembre de 2019, cuando el instituto armado tuvo conocimiento de que un vecino de Lorca podía estar dedicándose a la modificación de armas inhabilitadas, detonadoras o simuladas, para venderlas en el mercado ilícito, y haber diversificado su actividad delictiva con el tráfico de sustancias estupefacientes.

Las labores de investigación desarrolladas en torno a este primer sospechoso permitieron averiguar que tenía conocimientos como tornero, lo que le podría permitir modificar o habilitar tanto armas de fuego detonadoras como inutilizadas para convertirlas en armas de fuego real.

Los investigadores tuvieron conocimiento de que además contaba con antecedentes policiales por amenazas con arma de fuego, lo que daba peso a las sospechas que tenían sobre su supuesto acceso a armas de fuego ilegales.

Los dispositivos policiales establecidos en torno a este primer sospechoso lo relacionaban con otro individuo, de nacionalidad holandesa, presuntamente vinculado con la trama delictiva investigada.

De esta forma, en uno de los servicios de vigilancia establecidos en torno a estos dos individuos, agentes de la Guardia Civil de Alicante interceptaron un vehículo, ocupado por ambos, cuando circulaba por la autovía A-7, a su paso por el municipio alicantino de Crevillent. El registro del vehículo se saldó con la incautación de dos maletas cargadas de marihuana, unos 20 kilos, así como tres kilos de hachís dispuestos en tabletas.

Los dos arrestados, ambos varones, de nacionalidad española y holandesa, y de 58 y 72 años, fueron detenidos como presuntos autores de delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Posteriormente, la Benemérita solicitó al Juzgado de Instrucción de Elche, en Alicante, los correspondientes mandamientos de entrada y registro para examinar los domicilios de los arrestados, en Murcia y Lorca, donde se sospechaba que podían ocultar distintas armas de fuego.

Un dispositivo policial, formado por más de una veintena de agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Lorca, efectuó el registro de las viviendas donde se incautaron siete armas de fuego cortas, tres escopetas recortadas, cinco escopetas de aire comprimido, gran cantidad de munición y cartuchería de diverso calibre, así como otros elementos fundamentales como cañones libres y también herramientas para la modificación, fabricación y manipulación de las mismas.

Además, en estos inmuebles los investigadores aprehendieron más sustancias estupefacientes de diversa naturaleza, como marihuana, MDMA y éxtasis, y más de 15.000 euros en efectivo.

Entramado delicitivo

Según se desprende de la investigación, los detenidos habían establecido presuntamente un entramado delictivo dirigido a la fabricación de armas de fuego a partir de armas inutilizadas o detonadoras, es decir, de fogueo.

Para ello contaban con los conocimientos necesarios para su modificación, por lo que, una vez dispuestas para hacer fuego real, eran ofertadas a través de canales ilícitos a terceras personas vinculadas con el ámbito de la delincuencia.

Más tarde, esta supuesta especialización en armas fue diversificándose hasta ampliar su actividad delictiva al tráfico de sustancias estupefacientes.

Durante los meses que ha durado la investigación, la Guardia Civil ha verificado que los arrestados adoptaban múltiples medidas de seguridad y contra-vigilancia para dificultar la acción policial.

Ingreso en prisión

La operación 'Cuerda' ha culminado con la detención de dos individuos como presuntos autores de los delitos de tenencia ilícita de armas, tenencia o depósito de munición y contra la salud pública por tráfico de drogas.

Los detenidos, las diligencias instruidas y las armas, la droga, el dinero y los efectos intervenidos han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes, que han decretado el ingreso en prisión de los detenidos.

Así, la Guardia Civil de Murcia da por desmantelado un entramado delincuencial dedicado al tráfico de elevadas cantidades de droga con destino a países europeos. La operación también ha permitido retirar del mercado ilícito una decena de armas de fuego reales y modificadas.

La operación, que aún continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones, se ha llevado a cabo por la Benemérita de la Región de Murcia, que ha contado con la colaboración de la Guardia Civil de Alicante y de la Policía Local de Lorca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook