09 de marzo de 2020
09.03.2020

Llamaban a un cerrajero y decían que eran los dueños de las casas para robar en ellas en Alicante

Los tres arrestados utilizaban una tienda de compra venta de segunda mano de Alicante para vender los objetos

09.03.2020 | 10:15
Llamaban a un cerrajero y decían que eran los dueños de las casas para robar en ellas en Alicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Alicante a tres personas de nacionalidades española y marroquí que formaban parte de un grupo criminal que se había especializado en el robo con fuerza en viviendas y la receptación de objetos de procedencia ilícita.

La investigación llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Especializada de la Policía Nacional se inició con la denuncia de una víctima, la cual cuando fue a acceder a su domicilio tras volver de trabajar, comprobó que habían cambiado la cerradura y el interior de la vivienda se encontraba revuelto y faltaban diferentes objetos de su propiedad.

El modus operandi de este grupo consistía en hacerse pasar por los legítimos moradores de una vivienda y llamar a un cerrajero de guardia, éste un vez personado cambiaba el bombín de piso dando acceso al interior, momento que aprovechaban para presuntamente sustraer dispositivos electrónicos, teléfonos, joyas o dinero en efectivo.

En el marco de la operación policial, se localizó una tienda de segunda mano donde eran vendidos los objetos presuntamente sustraídos, este establecimiento era utilizado por los autores de los robos con fuerza para dar salida al botín obtenido en sus ilícitos.

Además de las tres detenciones practicadas, dos varones y una mujer, se procedió al registro del establecimiento de compra venta de segunda mano donde se intervinieron varios relojes de marcas de lujos falsificados y 11.100 euros en efectivo.

Por parte de los agentes la investigación sigue abierta y no se descarta la aparición de nuevos perjudicados.

Los detenidos acusados de los delitos de robo con fuerza, receptación y un delito contra la propiedad industrial fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.

Desde la Policía Nacional se recuerda la obligación de llevar a cabo un registro documental por parte de personas físicas o jurídicas que lleven a cabo actividades relevantes para la seguridad ciudadana, como compra venta de joyas y metales o cerrajería de seguridad, igualmente ante cualquier duda o sospecha deben requerir la comprobación policial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook