06 de marzo de 2020
06.03.2020

Muere Luis Delgado de Molina, exdecano del Colegio de Abogados de Alicante

El letrado ejerció durante 53 años y recibió la Cruz de San Raimundo de Peñafort y la Medalla de la Academia Interamericana de Derecho Internacional

06.03.2020 | 12:02
Luis Delgado de Molina

Luto en la Abogacía alicantina. El exdecano del Colegio de Abogados de Alicante Luis Delgado de Molina ha muerto esta madrugada en València a los 77 años donde estaba recibiendo tratamiento por una larga enfermedad. Nacido en Villena, localidad de la que nunca se desvinculó pese a tener su despacho en Alicante, deja mujer, cuatro hijas  y seis nietos y una carrera profesional de más de cincuenta años que nunca interrumpió, ni aún en los momentos más críticos de su salud.

 
Además de su cargo como decano del colegio alicantino entre 1988 y 1993, Delgado de Molina fue presidente de la Unón Internacional de Abogados (UIA), donde conservaba el cargo de presidente honorífico, miembro del comité ejecutivo de la Federación Interamericana de Abogados, con sede en Washington, así como también perteneció a la Comisión Codificadora de Derecho Valenciano, a la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación y a la Comisión de Relaciones Internacionales del Consejo General de la Abogacía.

Entre las numerosas distinciones que ha recibido a lo largo de sus más de 53 años de trayectoria profesional está la Cruz de San Raimundo de Peñafort y la medalla de honor de la Academia Interamericana de Derecho Internacional y Comparado, así como la medalla de honor del Colegio de Abogados de Madrid hace cuatro años, como reconocimiento a su carrera.

El decano del Colegio de la Abogacía (ICALI), Fernando Candela, ha asegurado que "era un gran jurista, una gran persona, un gran amigo y un referente de la Abogacía alicantina a nivel nacional e internacional, fue el letrado del ICALI que llegó a presidir la Unión Internacional de Abogados. Ha sido una gran pérdida para la familia de la Abogacía alicantina y era un magnifico compañero".

Delgado de Molina sucedió en 1988 a Manuel Caballero como decano del colegio alicantino y al final de su mandato fue relevado por Isidro Echániz en 1993. El prestigioso letrado defendió al exvicealcalde de Alicante Andrés Llorens en el caso de las presuntas irregularidades en las obras de la plaza Magallanes, proceso en el que el político del PP quedó absuelto, y también fue su abogado en la investigación por las obras del Plan E en Alicante, causa que aún estaba pendiente de ser enviada juicio. Además defendió a la exalcaldesa Sonia Castedo en la investigación por las presuntas irregularidades en las obras de aparcamientos adjudicados a Enrique Ortiz, causa que fue archivada en el Tribunal Superior de Justicia.

Delgado de Molina deja viuda, cuatro hijas y seis nietos. Familiares y amigos lo despedirán hoy en el tanatorio de Santa Faz, junto al hospital de Sant Joan, a partir de las 15 horas. La misa se celebrará mañana a las 12 horas en la capilla del tanatorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook