06 de marzo de 2020
06.03.2020
Guardamar

Cae un punto de venta de droga en Guardamar donde los compradores dejaban sus DNI como fianza del pago

La Guardia Civil detiene a un hombre detectado cuando estaba en la calle con once dosis de coca para distribuir

05.03.2020 | 22:17
Imagen del registro en Guardamar en presencia del detenido.

La Guardia Civil ha detenido en Guardamar a un hombre de 53 años acusado de tráfico de drogas al menudeo y ha desmantelado un punto de venta en el que los compradores que no tenían dinero para pagar sus dosis entregaban documentos de identidad como fianza del pago.

Esta intervención se llevó a cabo el pasado sábado por la noche dentro del plan de actuación permanente de respuesta policial al tráfico minorista y al consumo de drogas en lugares de ocio. Agentes de la Guardia Civil identificaron a un hombre que se encontraba en actitud sospechosa en una céntrica calle de Guardamar y en un registro superficial de sus pertenencias le encontraron droga oculta entre su ropa.

En concreto portaba once bolsitas individuales preparadas para su inmediata distribución y al realizar la prueba con el narcotest a la sustancia dio positivo a cocaína. Además de la droga llevaba 120 euros en efectivo, dinero que presumiblemente procedía de la venta de droga al menudeo, según el Instituto Armado.

Tras esta actuación agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Guardamar del Segura solicitaron la entrada y registro de sus dos domicilios en Guardamar y le intervinieron 1.180 euros en efectivo, 550 dirham marroquíes, 10 marcos suizos y diversos útiles para la manipulación de la sustancia estupefaciente.

Asimismo, tenía DNIs, permiso de conducir y NIE de varios vecinos del municipio que depositaron sus documentos como fianza del pago.

El detenido, un marroquí de 53 años, quedó libre tras pasar a disposición judicial.

Por otro lado, la Guardia Civil de Jacarilla ha detenido a dos hombres de 22 y 52 años por simular un robo en su empresa de transportes de maquinaria industrial, dinero y teléfonos, todo ello por valor de 25.500 euros.

Los investigadores averiguaron que unos desconocidos entraron en la empresa pero no cargaron las dos toneladas de material que reflejaron en su denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook