03 de marzo de 2020
03.03.2020
INCENDIOS EN ALICANTE

Un intoxicado en un aparatoso incendio industrial en Alicante

Más de 30 bomberos participan en la extinción del fuego en el polígono de la carretera de Ocaña - Las llamas fueron controladas antes de propagarse a otras empresas

03.03.2020 | 07:38
Un intoxicado en un aparatoso incendio industrial en Alicante

Un hombre de 42 años resultó ayer herido leve por inhalación de humo a causa de un aparatoso incendio en una empresa de alquiler y equipamiento de vehículos industriales de Alicante, siniestro que pudo ser controlado por los bomberos antes de que se propagara a una nave de chapa y pintura y a otra de grúas, donde existía un depósito de combustible. Durante la extinción se escucharon explosiones y algunos bidones salieron volando.

El fuego se inició pasadas las dos de la tarde por causas que se desconocen en unos camiones situados en una zona exterior de la nave de Primoti, en la carretera de Ocaña, en el polígono del Llano del Espartal. Las labores de extinción se alargaron más de tres horas y las llamas se propagaron con rapidez, por el fuerte viento, a una zona de matorrales en la parte trasera. El fuego, que también afectó a neumáticos almacenados allí, acabó arrasando varios camiones y vehículos, 400 metros cuadrados de matorrales y afectó a la estructura de una nave y a la zona exterior de una empresa contigua, según la Concejalía de Seguridad.

Un vehículo camuflado de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional fue el primero en llegar al lugar del incendio y comenzó a desalojar a trabajadores. Lo mismo hicieron los bomberos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) de Alicante, que movilizaron a más de 30 efectivos con seis camiones y rescataron a seis personas para evitar que resultaran intoxicadas por la densa humareda generada por el fuego.

La Policía Local desplazó a siete patrullas para coordinar la emergencia y se desalojaron varios restaurantes, las naves próximas al lugar del incendio y en el Colegio Rafael Altamira se optó por confinar a los alumnos.

Los más de 30 bomberos del SPEIS contaron con el apoyo de efectivos del Consorcio Provincial y dos cubas de la UTE de Limpieza y Jardines. El Seprona de la Guardia Civil también se personó en la nave, así como patrullas uniformadas de la Policía Nacional y de la Policía Autonómica. La densa columna de humo negro se desplazó hacia la ciudad por las fuertes rachas de viento, que complicaron las labores de extinción. Los bomberos desplegaron once líneas de ataque para extinguir el fuego y evitaron que se propagara a otras naves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído