15 de febrero de 2020
15.02.2020
De Alicante a El Campello

Detenido tras una persecución a 190 km/h de Alicante a El Campello con 4 policías heridos

El arrestado, que ha ingresado en prisión, carecía de permiso de conducir, dio positivo a varias drogas y causó daños a dos vehículos nuevos de la Policía Local

14.02.2020 | 21:51
Uno de los tres coches patrulla que sufrieron daños.

Un tercer coche patrulla alicantino colisiona con otro turismo que huyó y fue interceptado en San Vicente.

La Policía Local de Alicante tuvo ayer una agitada noche con dos persecuciones que acabaron con cuatro agentes heridos, dos conductores detenidos y tres coches patrulla recién estrenados con daños materiales.

De las dos persecuciones la más espectacular se produjo poco antes de la medianoche de ayer y el huido alcanzó los 190 kilómetros por hora. El conductor arrestado, un ciudadano francés de 33 años que dio positivo a varios tipos de sustancias estupefacientes y no tenía permiso de conducir, pasó ayer a disposición judicial en Alicante y el juez de guardia acordó su ingreso en prisión tras solicitarlo la Fiscalía.

El suceso se inició en la calle Vázquez de Mella de Alicante. Un vehículo de la Policía Local estaba detenido en un semáforo en dirección a la avenida de Alfonso el Sabio y los agentes vieron que en el sentido contrario circulaba a gran velocidad un Audi A-4 descapotable. Según fuentes de la Concejalía de Seguridad, este turismo cambió de carril de forma brusca para evitar la colisión con un coche detenido y a continuación se saltó el semáforo. El coche patrulla y un segundo vehículo de la Policía Local que estaba en las inmediaciones activaron sus luces de emergencias y cambiaron de sentido para tratar de interceptar el turismo que rebasó el semáforo en rojo.

Los vehículos policiales se situaron en paralelo al coche Audi, que era británico y llevaba el volante a la derecha. El conductor y una mujer que le acompañaba hicieron caso omiso de la Policía Local y se inició entonces una persecución de varios kilómetros en la que se puso en riesgo la vida tanto de otros usuarios de vehículos como la de los agentes, según fuentes policiales.

Una vez en la avenida de Dénia el turismo aceleró en sentido València y circuló a una velocidad excesiva. El radar fijo de la Goteta se activó al pasar el coche perseguido y se saltó hasta cuatro semáforos en rojo durante la huida.

En la persecución un motorista que se apartó al escuchar las sirenas se libró de ser arrollado por apenas unos centímetros, según las fuentes de la Concejalía de Seguridad. Durante la huida por la avenida de Dénia hasta llegar a la salida hacia la autovía A-70 el coche perseguido alcanzó los 160 kilómetros por hora.

Una vez en la autovía de circunvalación el turismo Audi A-4 se puso a circular a una velocidad de 190 kilómetros por hora, lo que dificultó la actuación policial.

Al salir del túnel de Sant Joan el coche tomó la salida hacia El Campello y aunque la Policía Local puso un coche con las luces de emergencias para tratar de poner fin a la persecución el turismo huido trato de irse por la izquierda y al final acabó chocando con dos coches patrulla.

A la carrera


Lejos de entregarse, el conductor huyó a la carrera mientras su acompañante se quedó en el lugar del accidente. El conductor cruzó corriendo la carretera N-332 y tras una persecución a pie dos policías locales lograron darle alcance y reducirle pese a oponer resistencia. Cuatro agentes resultaron heridos, aunque todos de carácter leve.

Además de la Policía Local de Alicante, en el lugar se personaron patrullas de la Policía Local de Sant Joan y El Campello y de la Policía Nacional.

El turismo fue inmovilizado y los coches accidentados de la Policía Local fueron trasladados a sus dependencias para ser reparados. Estos coches forman parte de la nueva flota de 68 vehículos –coches y motos– que presentó la semana pasada el Ayuntamiento.

Otro de los nuevos coches de la Policía Local de Alicante también acabó ayer en el taller tras un accidente en una segunda persecución de Alicante a San Vicente del Raspeig. El conductor de un turismo BMW fue detenido por robo con fuerza por la Policía Local de Alicante, mientras que la San Vicente instruyó las diligencias por conducción temeraria, según fuentes municipales. Esta segunda persecución se inició poco antes de las seis de la madrugada y duró unos diez minutos. Se inició en la avenida de Novelda y terminó por el parque Lo Torrent de San Vicente, donde colisionaron el coche policial y el perseguido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído