03 de febrero de 2020
03.02.2020

Interceptado en el Puerto de Alicante un cargamento de teléfonos móviles falsificados

Los terminales procedían de China y su destino final era Argelia

03.02.2020 | 17:40
Interceptado en el Puerto de Alicante un cargamento de teléfonos móviles falsificados

La Guardia Civil, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha detenido a un hombre por ser el presunto autor de un delito contra la propiedad industrial, ya que éste estaba comercializando, supuestamente, terminales móviles falsos, los cuales imitaban modelos existentes, de marcas reales.

A finales del pasado año 2019, una carga de 3 bultos que se encontraba en el puerto alicantino llamó la atención, tanto de los agentes de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Sección Fiscal de la Guardia Civil del Puerto de Alicante como de la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) de Vigilancia Aduanera, de la Agencia Tributaria en Alicante.

Dicha carga había llegado al Aeropuerto de Alicante, vía aérea, desde China y había sido trasladada al Puerto de Alicante para ser finalmente embarcada hasta Argelia.


La Guardia Civil decidió examinar el contenido de las 3 cajas, en colaboración con el Servicio de Vigilancia Aduanera de Alicante, procediendo a su apertura e inspección física de la mercancía, hallando en su interior cientos de teléfonos móviles, de distintas marcas, que reunían  las características habituales de una imitación (no llevaban embalaje original, carecían del correspondiente manual de uso, así como también de los accesorios, de cualquier tipo de garantía y del correcto etiquetado).

Con toda esta información, los agentes remitieron un informe fotográfico de los terminales móviles interceptados, a cada una de las marcas supuestamente afectadas, con el objeto de verificar si dichos teléfonos se trataban de imitaciones o falsificaciones.

Posteriormente, las empresas afectadas confirmaron la falsedad de 525 móviles incautados, valorando el perjuicio económico que les habría supuesto su venta en el mercado negro en más de 91.500 euros.

Por todo lo anterior, la Guardia Civil ha detenido a un hombre de 43 años, de nacionalidad argelina, por ser el presunto autor de un delito contra la propiedad industrial.

Más de un millón de euros en productos falsificados

Cabe destacar que, este tipo de actuaciones, llevadas a cabo por la Sección Fiscal de la Guardia Civil del Puerto de Alicante, de acuerdo con las directrices de la Agencia Tributaria a través del administrador de la Aduana, están destinadas a perseguir, entre otros delitos, los cometidos contra la propiedad industrial, como es el caso de las falsificaciones de teléfonos móviles, prendas de ropa, calzado, joyas, bisutería, es decir, todo objeto (normalmente de grandes marcas) susceptible de ser imitado y falsificado.

Solamente durante el pasado año 2019, se han incautado un total de 13.584 efectos falsificados, lo que habría supuesto a las marcas perjudicadas en cuestión, un impacto económico valorado en más de 1.138.400 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook