23 de enero de 2020
23.01.2020

Cae una banda que modificaba genéticamente marihuana y la enviaba a varios países desde Alicante

La red desarticulada tenía cerca de 3.000 plantas que han sido decomisadas en once registros realizados por la Guardia Civil y la Policía Nacional en Aigües, El Campello, Arenales del Sol, Pilar de la Horadada, Elche, Alicante, Mutxamel, Santa Pola y San Vicente

24.01.2020 | 07:40
La plantación de marihuana

Una operación conjunta de la Guardia Civil y de la Policía Nacional ha permitido desmantelar en la provincia de Alicante una «peligrosa organización criminal» que estaba especializada en el cultivo y modificación genética que era exportada desde la Costa Blanca a diferentes países como Reino Unido, Holanda, Francia y Polonia.

13 personas de origen polaco han sido detenidas desde hace algo más de diez días como integrantes de esta red y otras dos están siendo investigadas. Tras ser asistidas por el abogado Aitor Esteban Gallastegui, tres han ingresado en prisión provisional y nueve han quedado en libertad provisional, dos de ellas tras pagar sendas fianzas de 6.000 euros.

Además de los detenidos los agentes han decomisado cerca de 3.000 plantas de marihuana repartidas en diferentes cultivos descubiertos en los registros domiciliarios.

El balance oficial de la operación antidroga se presenta hoy en una rueda de prensa convocada en la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, a la que asistirán, además de los investigadores, la subdelegada del Gobierno en Alicante y en ella se explicará las actividades ilícitas de la organización. En la convocatoria se informa de que se han realizado once registros domiciliarios en Aigües, Arenales del Sol, El Campello, Pilar de la Horadada, Elche, Mutxamel, Santa Pola, San Vicente del Raspeig y Alicante. Además, se han intervenido 11 vehículos de alta gama (5 sustraídos en Reino Unido), numeroso material electrónico y 3 pistolas con silenciadores.

Dos investigaciones

Por parte de la Guardia Civil han participado agentes del Área de Investigación de Sant Joan d'Alacant y de San Vicente del Raspeig, los cuales bautizaron sus pesquisas con el nombre de operación «Extinde».

La Policía Nacional bautizó su investigación como operación «Corrida» y en ella han participado agentes del Grupo de Estupefacientes de la UDYCO de Alicante y del Grupo de Organizaciones Transnacionales I de la UDYCO central en Madrid.

Las pesquisas de ambos cuerpos están judicializadas en Alicante y en Benidorm y se cruzaron al coincidir varios sospechosos en sus indagaciones, de ahí que los arrestos y registros se hayan realizado de forma conjunta. Estas directrices se suelen marcar desde el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) cada vez que se cruzan investigaciones de diferentes cuerpos de seguridad.

En cuanto al tipo de cultivos descubiertos en esta intervención, no es la primera vez que se descubren en la provincia de Alicante cultivos de plantas de marihuana modificadas genéticamente. En agosto de 2016 fueron intervenidas cerca de 200 plantas que habían sido modificadas para obtener más cogollos de marihuana. La droga fue detectada por los perros de la Unidad Canina de la Policía Local en las proximidades del barrio de Rabasa en Alicante.

Compleja operación desarrollada en tres fases: primera fase

La investigación se inició el mes de octubre del pasado, cuando la Guardia Civil detectó a varios ciudadanos de nacionalidad polaca que estaban adquiriendo importantes cantidades de marihuana. Por tal motivo, se siguió la pista de estas personas iniciando un intercambio de información con la Policía Polaca pudiendo comprobar que estas personas contaban con numerosos antecedentes policiales en su país por hechos similares, habiendo estando ingresados la mayoría de ellos en prisiones polacas.

Asimismo, se pudo constatar que algunas de estas personas presentaban órdenes de detención, tanto nacionales como internacionales, otros eran ex militares del ejército polaco y otros, incluso, contaban con prohibiciones en vigor de entrada a estadios de fútbol en dicho país.

Continuando con las investigaciones, los agentes localizaron en las localidades de Picassent y en Calp, a varios de estos investigados que estaban utilizando diferentes vehículos de alta gama y material diverso para realizar "vuelcos", es decir, para asaltar a otras organizaciones criminales. Gracias a esta nueva información, se logró identificar y ubicar al cabecilla de la organización, quien circulaba con un vehículo de alta gama que constaba como sustraído el mes anterior en Manchester (Reino Unido).

De forma paralela, los agentes descubrieron que la organización estaba alquilando viviendas de lujo y que dichas viviendas eran utilizadas para albergar en ellas cultivos indoor de marihuana.

Segunda fase: Sofisticado laboratorio experimental de marihuana

En la segunda fase de la operación se realizaron los primeros registros domiciliarios; uno en Alicante, otro en Mutxamel y otro en una nave industrial de Elche, en la que fue descubierto e intervenido un completo laboratorio experimental, para el estudio, análisis y mejora de diversas clases y especies de marihuana. El laboratorio estaba compuesto por potentes lupas, numerosos medidores para seguir el desarrollo del THC de las diferentes cepas analizadas, así como también por una plantación de 140 plantas de marihuana, la cual empleaban para el estudio y obtención de la especie de la marihuana deseada. También se intervino 1 kilos de cogollos de marihuana y pequeñas cantidades de hachís y cocaína.

Asimismo, fue descubierto el centro logístico de la organización, interviniéndose material para el futuro montaje de otra veintena de plantaciones indoor (centenares de transformadores eléctricos, lámparas alógenas, filtros, sistemas de ventilación, sistemas de bombas de agua y control de la temperatura), todo ello valorado en más de 100.000 euros. Cabe destacar, que la nave estaba fuertemente custodiada por los integrantes de la organización, quienes contaban con tres armas de fuego real (pistolas), con munición y silenciadores, dispuestas para su inmediato uso, si ello fuese necesario.

En el registro del domicilio de Mutxamel, en la que residía el jefe de la organización, los agentes intervinieron un laboratorio completo, para el procesado del aceite de hachís (extraído de la marihuana), aceite que era finalmente remitido por paquetería postal, a cualquier lugar del mundo, previo encargo a través de la página web de la organización. Aquí también se intervino 100 pipetas de aceite de hachís, dispuestas para su distribución, 1 kilo de polen de hachís y 1 kg de cogollos de marihuana, así como diverso material informático de última generación.

Un día después, fueron practicados otros cinco registros domiciliarios, en las localidades de Aguas de Busot, Arenales del Sol, dos en Gran Alacant (Santa Pola) y un último en la Coveta Fumá de El Campello. En total, fueron aprehendidas otras tres plantaciones indoor de marihuana, compuestas por unas 500 plantas, así como también 40 pastillas de éxtasis, 100 gramos de cogollos de marihuana y 15.000 euros en efectivo. Además, en uno de los dos registros de Gran Alacant, uno de los detenidos portaba documentación a nombre de su hermano, haciéndose pasar por él, ya que tenía en vigor una orden europea de detención y extradición a su país, Polonia, por tráfico de drogas.

Tercera y última fase: dos cultivos hidropónicos punteros

En la tercera fase, llevaron a cabo otros 3 registros domiciliarios, uno en una lujosa finca de El Pilar de la Horadada y los otros dos en sendas mansiones de San Vicente del Raspeig, siendo intervenidos, en esas dos últimas, dos enormes cultivos hidropónicos indoor, equipados con la última tecnología, con más de 2000 plantas adultas de marihuana.
Estos sistemas de tecnología puntera permiten acelerar los cultivos con disoluciones minerales, en vez de suelo agrícola, de manera que, a lo largo del año, pueden conseguir hasta cuatro cosechas diferentes, siendo los beneficios millonarios. En el caso de la organización investigada, ellos mismos creaban varios tipos de marihuana, mediante la experimentación con nuevas cepas, híbridas, creadas a partir de otras cepas "madre" de cannabis, para conseguir modificar ciertos efectos o atributos.

Estructura y funcionamiento de la organización

La organización se estructuraba en una compleja red, dividida a su vez, en varias células que estaban establecidas en diferentes localidades de la provincia de Alicante y que utilizaban transportes de mercancías por carretera, para la distribución de la marihuana.

El cabecilla de la organización dirigía todas las células desde Mutxamel y La Coveta Fumá, localidades donde residía la mayor parte de los integrantes del grupo criminal.

La organización remitía, mediante paquetería postal, las pipetas de aceite de hachís y, por transportes de mercancías por carretera, ocultos entre frutas, bebidas o productos alimenticios, trasladaban los paquetes de marihuana cultivada en su red de viviendas, para su distribución final en Reino Unido, Holanda, Bélgica, Francia y Polonia.

Gracias a la investigación, se ha podido averiguar que la droga era ofertada, en gran medida, por Internet, y que no solo producían su propia droga, sino que también se la sustraían a otras bandas rivales, llevando a cabo posteriormente los "vuelcos".

La organización, con formación militar, estaba altamente especializada, ya que se valían de avanzados medios técnicos para someter a vigilancias y seguimientos a sus objetivos, bandas rivales dedicadas también al cultivo y distribución de marihuana, conociendo así sus movimientos en todo momento y realizando, finalmente, asaltos con gran violencia a las viviendas en las que habían averiguado la existencia de droga, mediante el uso de vehículos sustraídos, armas de fuego y máscaras de diferentes personajes de ficción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook