19 de enero de 2020
19.01.2020
Atropello

Muere un hombre en Asturias atropellado cuando ponía las cadenas en su coche

La víctima, de 44 años, se dirigía junto a su familia a la estación de esquí de Fuentes de Invierno

19.01.2020 | 17:48
Una imagen del lugar del accidente.

La fatalidad se cebó esta mañana con una familia de Oviedo que pretendía disfrutar de una placentera jornada de esquí en la estación asturiana de Fuentes de Invierno. Una resbaladiza e inoportuna acumulación de nieve en el enlace que da acceso al equipamiento invernal acabó articulando una emboscada que, tras una secuencia de desdichas, terminó con Misael. G. G. muerto junto al coche en el que viajaba con su mujer y sus dos hijos pequeños, de 9 y 4 años de edad respectivamente.

La víctima, de 43 años, fue arrollada por una furgoneta mientras ponía las cadenas a su coche. Su mujer evitó el impacto por poco, ya que, tras estar ayudando a su marido, pudo ver venir el vehículo contra ellos. "Estaban juntos, pero justo unos segundos antes de que llegara la furgoneta la mujer se incorporó. Estaba de cara y pudo esquivar el impacto", explicaba este sánbado un testigo del terrible suceso.


Misael G. G. no vio llegar la furgoneta. Estaba de espaldas, de cuclillas, cuando fue arrollado. "El conductor intentó frenar, pero perdió el control y se fue contra el coche". Siempre según el testimonio de testigos presenciales, el impacto fue brutal. El fallecido sufrió un golpe letal en la cabeza. "Quedó destrozado". Falleció en el acto, delante de su mujer y sus dos hijos pequeños, que permanecieron sentados en los asientos traseros del coche mientras acontecían los trágicos hechos.

La familia ovetense golpeada por la fatalidad se detuvo sobre las once y media de la mañana en la entrada al ramal de servicio que da acceso a la estación de Fuentes de Invierno. Pese a la recomendación de usar cadenas, habían logrado llegar casi hasta la cumbre del puerto San Isidro sin el apoyo de estos agarres. "Pese al anunciado temporal, a esa hora de la mañana apenas había nieve en la carretera y su circulaba sin problemas", afirman usuarios del puerto. Sin embargo, Misael G. G., ya casi en su destino, encontró dificultades para superar la pequeña pendiente del enlace de acceso a Fuentes de Invierno. Al igual que otros vehículos, el coche se detuvo en el arcén derecho de la calzada. El matrimonio se bajó para poner las cadenas.

Inicialmente tuvieron la ayuda de otro esquiador. Pero tras dejar equipada la rueda del lado derecho del vehículo, la familia se quedó sola: "Les dije que si se arreglaban con el resto y me dijeron que no había problema", comentó más tarde esta persona en la propia estación.

Cuando Misael G. G. y su esposa estaban acabando de colocar las cadenas, la furgoneta, que acababa de iniciar el descenso del puerto, perdió el control y se fue contra el coche. Había en la zona al menos otro turismo parado, que pudo ser esquivado por la furgoneta. Ya sin margen de maniobra, la víctima fue empotrada contra el frontal izquierdo de su turismo, el más próximo al centro de la carretera. "Fue terrible ya que la mujer lo vio todo a dos metros de distancia y los niños estaban dentro del coche".

El accidente ha generado una tremenda congoja y pena en Fuentes de Invierno: "Eran usuarios ocasionales de la estación y todo ha sido una tremenda calamidad. Ha sido terrible"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook