10 de enero de 2020
10.01.2020
INCENDIOS EN ALICANTE

Un aparatoso fuego en un desguace de Torrellano moviliza a bomberos de Elche, Alicante y San Vicente

El incendio, que no causó daños personales, moviliza a bomberos de Elche, Alicante y San Vicente

10.01.2020 | 08:45
Un aparatoso fuego en un desguace de Torrellano moviliza a bomberos de Elche, Alicante y San Vicente

Una llamada de una clínica dental alicantina por olor a gas permite evitar la intoxicación de una mujer y sus dos hijos menores que estaban con un generador de gasoil en una casa okupada.

Bomberos de los parques de Elche, Alicante, San Vicente del Raspeig y del aeropuerto se empleaban anoche a fondo para extinguir un aparatoso incendio que se declaró poco después de las seis de la tarde en el Autodesguace Torrellano, situado junto la carretera N-340. El siniestro no causó daños personales e inicialmente la gran humareda no afectó a los aterrizajes y despegues en el aeropuerto de Alicante-Elche, según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos.

El fuego se originó en la zona donde está una máquina prensadora de vehículos y podría haberse iniciado al compactar un coche. Los servicios de emergencia se movilizaron desde las 18.20 horas y se dio por extinguido a las 05.20 horas de hoy viernes.

El desguace se encuentra en Torrellano, en el kilómetro 732 de la carretera N-340, y en las labores de extinción participaron inicialmente tres vehículos del parque de Elche del Consorcio Provincial de Bomberos, otros dos de San Vicente del Raspeig y cuatro más del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) del Ayuntamiento de Alicante, según fuentes de la Diputación Provincial y de la Concejalía de Seguridad de Alicante. Posteriormente se sumó al operativo otro vehículo más de bomberos del aeropuerto. Aunque inicialmente no se vieron afectados los vuelos en El Altet por la humareda generada por el incendio, los servicios de emergencias trabajaban a fondo para tratar de extinguir cuanto antes el fuego para evitar problemas.

El operativo de refuerzo del SPEIS de Alicante al Consorcio Provincial de Bomberos lo formaban cuatro vehículos con 12 efectivos para ayudar en las complicadas labores de extinción.

Esta no fue la única emergencia que atendieron ayer tarde los bomberos de Alicante. Una llamada por olor a gas realizada desde una clínica dental de la calle General Espartero probablemente le salvó la vida a una mujer de 45 años y a sus dos hijos de 14 y 16 años, los cuales estaban en una casa okupada y tenían encendido un generador que les suministraba la electricidad.

El aviso se recibió a las 18 horas y los bomberos del SPEIS y cinco patrullas de la Policía Local se desplazaron a la clínica dental. Tras realizar las oportunas mediciones se detectaron altos índices de monóxido de carbono y comenzaron a investigar el origen. Así localizaron una casa en el edificio contiguo donde tenían encendido un generador de gasoil que era el que estaba provocando la alta concentración de monóxido de carbono.

La mujer y sus dos hijos, así como el odontólogo que llamó, fueron atendidos por personal sanitario para comprobar si estaban intoxicados, pero afortunadamente se encontraban bien. Si la mujer y los jóvenes se hubiesen dormido probablemente no habrían sobrevivido a la intoxicación, como ocurrió hace unos días en Colmenar Viejo, donde murió un joven y tres resultaron heridos.

Una familia rescatada del incendio de su casa en Alicante

Bomberos del SPEIS auxilian a una pareja con sus dos hijos de 16 meses y tres años que se refugiaron en una habitación

Un matrimonio y sus hijos de 16 meses y tres años vivieron la madrugada de ayer momentos de angustia a causa de un incendio que se declaró en su domicilio de Alicante. La familia se refugió en una habitación de la casa y allí fueron rescatados uno a uno por bomberos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de (SPEIS) del Ayuntamiento de Alicante. El padre de los menores resultó herido leve por inhalación de humo y toda la familia fue trasladada a un centro hospitalario.

El suceso se produjo poco después de las cinco de la madrugada en un inmueble situado en la calle San Mateo. Según la Concejalía de Seguridad, el foco del incendio pudo ser eléctrico al estar localizado en el cuadro de magnetotérmicos.

El SPEIS fue alertado a las 05.20 horas de la madrugada de ayer y movilizó a tres dotaciones completas con doce efectivos de bomberos. Además acudieron dos patrullas de la Policía Local de Alicante que coordinaron la emergencia y cortaron los accesos de la calle San Mateo.

Al llegar al lugar del siniestro los bomberos comprobaron que el fuego estaba localizado en la tercera planta y la vivienda estaba inundada de humo. La familia se encontraba confinada en una de las habitaciones y fueron sacando uno a uno del inmueble con la ayuda de las capuchas de rescate «respihood». Los bomberos lograron extinguir con celeridad el foco del incendio con varias líneas de agua desde el interior y luego procedieron a realizar labores de ventilación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído