04 de enero de 2020
04.01.2020

La presunta agresión sexual a tres hermanas se produjo en dos domicilios de Murcia

Dos de los tres detenidos tenían concedido asilo político en España y el tercero estudiaba FP

03.01.2020 | 21:34
Los detenidos a su llegada a las dependencias policiales de Murcia.

Los implicados niegan los hechos y aseguran que se trató de una relación consentida. Las víctimas ya han regresado a su país

La agresión sexual denunciada por tres hermanas estadounidenses en Murcia la pasada Nochevieja se produjo en dos domicilios diferentes, uno en el que residía la menor de ellas en su estancia como estudiante, y otro en la vivienda de los tres detenidos por los hechos, ha explicado este viernes el delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez.

En las declaraciones de los tres detenidos ante la Policía éstos han tratado de desacreditar a sus víctimas alegando que cómo es posible que se produjesen dos violaciones a la vez en dos viviendas distintas. Admiten que conocieron a las chicas en un pub y haber estado con ellas, pero insisten en que no las agredieron sexualmente y que se trató de una relación consentida.

Los presuntos violadores se llaman Hussein, Mohamed y Johannes. Tienen entre 20 y 25 años de edad y dos de ellos cuentan con asilo político en España (los tres son originarios de Afganistán), mientras que el tercero estudiaba Formación Profesional. Todos ellos carecían de antecedentes y se encontraban en situación legal en España. El hecho de que tengan asilo no es algo que vaya a entorpecer la investigación, explican fuentes policiales. Como tampoco supone un problema el hecho de que las víctimas se encuentren en estos momentos fuera de España.

Y es que las jóvenes (de 23, 20 y 18 años) ya tenían previsto marcharse de la Región antes de ser atacadas por estos individuos. Y así lo han hecho: volaron a Viena con su familia y de ahí a su Ohio natal, en Estados Unidos. La Policía Nacional se ha puesto en contacto con la embajada norteamericana en España para poder contactar con ellas y así ponerles al tanto de cómo va la investigación que se ha abierto en Murcia.

 
Comisarías diferentes

Aunque las jóvenes no han declarado todavía delante de un juez (sí ante la Policía, al poner la denuncia), el Juzgado de Guardia contará con el informe del forense de las tres, que se llevó a cabo en Año Nuevo, apenas horas después de las agresiones sufridas.

Por tanto, no es imprescindible que se tome declaración aún a las víctimas (también en calidad de testigos) en sede judicial: se las llamará posteriormente. Sí pasarán ahora los acusados, que duermen en comisarías diferentes.

El delegado del Gobierno en Murcia explicó ayer que la agresión sexual a tres hermanas se produjo en dos viviendas diferentes: una, la que está en la plaza de la Candelaria, en donde residía la menor de las víctimas (en su estancia como estudiante) y otra la casa de los sospechosos.

De momento el informe pericial del Instituto de Medicina Legal al que fueron sometidas las jóvenes en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, como fija el protocolo en estos casos, no está en poder de la Policía Nacional, según puntualizó Jiménez, si bien sí se les ha facilitado una copia a las jóvenes antes de volver a su país. La Policía está recabando imágenes de las cámaras de vigilancia existentes en el céntrico barrio de Santa Eulalia en el que las jóvenes contactaron con los detenidos en un local de ocio.

Según explicó Jiménez, la hermana menor, de 18 años, estudiaba en Murcia y las mayores, de 20 y 23, viajaron a la ciudad en Navidad para pasar unos días de vacaciones y regresar a su país las tres juntas, dado que la pequeña había concluido sus estudios. Una de las tres jóvenes acudió a la comisaría a denunciar la agresión y relató que sus hermanas habían sido agredidas también; explicó que ella había acudido con uno de los tres agresores al domicilio que tenía alquilado en la plaza de la Candelaria, donde se produjeron los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas