02 de enero de 2020
02.01.2020
Agresión

Detenido por exigir sexo a su compañera de piso tras bajarse los pantalones en Salamanca

Comenzó a insinuarse y a decirle que "tenían que estar juntos" para después apagar la luz

02.01.2020 | 14:44

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 39 años en Salamanca, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual, tras bajarse los pantalones, mostrar el pene y agarrar a su compañera de piso para que mantuviesen relaciones sexuales sin su consentimiento.

Los agentes acudieron al lugar de los hechos alertados de una presunta agresión y, a su llegada, se encontraron en la calle, frente al portal del bloque de viviendas, a un varón que presentaba síntomas de embriaguez, y que gritaba y amenazaba de muerte a una chica y a un amigo, que no estaban en ese momento junto a él.

Varios policías permanecieron junto al hombre de 39 años, que "no dejaba de proferir insultos y amenazas hacia la mujer y sus amigos", y otros subieron a la vivienda donde presuntamente ocurrieron los hechos.

Al llegar a la vivienda, la víctima manifestó que se encontraba en la mesa del salón usando el ordenador, mientras el varón se encontraba bebiendo en el sofá, y que este último comenzó a insinuarse y a decirle que "tenían que estar juntos", hasta que, en un momento determinado, se levantó y apagó la luz.

La víctima se asustó y se levantó para encenderla de nuevo, y vio a su compañero con los pantalones bajados y mostrando su órgano sexual, que se aproximaba y le agarraba por un brazo, por lo que se zafó de "un fuerte tirón" y salió corriendo por el pasillo, mientras pedía auxilio a sus compañeros de piso.

Según manifestaciones de los compañeros, que salieron al oír los gritos, encontraron a la chica llorando y muy asustada por lo que impidieron que el agresor se le acercara y dieron aviso a la Policía.

Al tener constancia de los hechos, procedieron a la detención del presunto autor, tramitándose el atestado por el que ha sido puesto a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Salamanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook