01 de diciembre de 2019
01.12.2019

Una denuncia por violencia de género en Alicante destapa una red de narcos y un laboratorio

La investigación iniciada por una llamada por malos tratos permite arrestar a cuatro personas en la provincia y Madrid

30.11.2019 | 21:44
Una denuncia por violencia de género en Alicante destapa una red de narcos y un laboratorio
Estupefacientes incautados.

Una denuncia por violencia de género en Alicante destapa una banda de narcos y un laboratorio clandestino de drogas de diseño.

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por un presunto delito de tráfico de drogas en Alicante y Madrid, lo que también ha permitido desarticular un laboratorio en la capital de España. Todo a raíz de la llamada de una mujer en Alicante en la que alertaba de un posible caso de maltrato, lo que derivó en una investigación.

La llamada de esta mujer alertando a los agentes de haber sido agredida por parte de su pareja motivó la rápida comisión de una patrulla al domicilio en cuestión, en Alicante. Cuando los agentes llegaron al lugar, esta persona les advirtió que su pareja acababa de bajar al coche con la intención de esconder gran cantidad de sustancias estupefacientes.

Los policías inmediatamente se dirigieron al lugar indicado encontrando a la persona que buscaban. Tras registrar el vehículo que se encontraba estacionado en la vía pública, localizaron camufladas en su interior 1.000 pastillas de éxtasis, cristal, ketamina, speed y más de 1000 euros en efectivo. Por estos hechos los agentes procedieron a su detención acusado de cometer presuntamente un delito contra la salud pública y delito de malos tratos.

La investigación llevó a los agentes a Madrid. Un pequeño laboratorio de sustancias estupefacientes camuflado como estudio de música. Fruto de la detención, los agentes comenzaron una investigación en aras de averiguar la procedencia de la droga incautada. Para ello llevaron a cabo todo tipo de pesquisas que llevaron a los investigadores hasta Madrid.

Tras las gestiones practicadas, los agentes localizaron en esa ciudad un local que presuntamente utilizarían como laboratorio de sustancias estupefacientes, concretamente de drogas de diseño, las cuales resultan altamente perjudiciales para la salud.

Tras acceder al local, los policías comprobaron que además de un estudio de grabación musical se trataba efectivamente de un pequeño laboratorio de drogas del que incautaron 2.530 gramos de speed, 320 gramos de cristal, 1.000 pastillas de éxtasis, 160 gramos de ketamina, 27 gramos de hongos alucinógenos, 290 gramos de cafeína, diversos productos químicos de corte, tres balanzas de precisión, dos envasadoras, una batidora mezcladora y multitud de probetas.

Los agentes procedieron a la detención de los tres presuntos responsables del laboratorio clandestino, acusados de cometer presuntamente un delito contra la salud pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook