29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Atraca un banco en Alicante y huye tras herir a un empleado de mantenimiento y disparar al aire

El asaltante buscado por la Policía se apoderó de más de 4.000 euros tras amenazar a una empleada con una pistola detonadora

28.11.2019 | 21:22
La Policía Nacional y la ambulancia que evacuó al herido ayer en la sucursal atracada.

Un trabajador de la entidad accedió a la sucursal durante el robo y se enfrentó a puñetazos con el delincuente.

La Policía Nacional de Alicante busca a un atracador armado de entre 40 y 50 años que asaltó ayer una céntrica sucursal del Banco Santander y sustrajo más de 4.000 euros antes de huir tras enfrentarse a un empleado de mantenimiento al que causó lesiones leves. El ladrón portaba una pistola detonadora con la que llegó a disparar al aire para atemorizar a las personas presentes en la oficina bancaria.

El robo con violencia e intimidación fue perpetrado sobre las nueve y media de la mañana en una sucursal del Banco Santander situada en la plaza Galicia. El asaltante se colocó en la cola de la caja y cuando le tocó el turno sacó un arma y amenazó a la cajera para que le diera el dinero y mantuviera la calma.

Así lo hizo la cajera, pero en ese intervalo entró en la sucursal bancaria un empleado de mantenimiento que se dio cuenta de lo que ocurría y enfrentó al atracador a puñetazos.

El trabajador, que decidió intervenir al detectar que no era una pistola real, sino detonadora, recibió primero un puñetazo en la cara que le causó una herida en el labio pero luego le dio él varios golpes y patadas al asaltante para impedir su huida. No lo consiguió y de ello se lamentaba antes de ser evacuado en ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) para ser atendido en un centro hospitalario.

Antes de huir de la oficina el asaltante realizó un disparo hacia el techo de la sucursal para que empleados y clientes –un número reducido de personas– se estuvieran quietos.

Huyó a pie por las calles del centro de Alicante y, aunque la Policía Nacional fue alertada de inmediato, el sospechoso logró desaparecer sin ser descubierto por las patrullas de servicio.

Según los datos recabados por la Policía, el atracador llevaba gafas y una peluca, tiene unos 45 años, complexión normal y 1,80 metros de altura.

Agentes de las brigadas de Seguridad Ciudadana, Policía Científica y Policía Judicial se personaron en la sucursal atracada para realizar sus pesquisas con el fin de identificar y capturar al ladrón.

El botín sustraído ascendía a más de 4.000 euros, según la información recabada por la Policía de la entidad bancaria.

Apresado por cinco robos en comercios del Vinalopó

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 55 años como presunto autor de cinco robos con violencia en otros tantos comercios del Vinalopó, en uno de los cuales agredió a una empleada y la amenazó colocándole en el costado el cuchillo que solía usar para intimidar a sus víctimas. Los robos se cometieron en Aspe, Monforte, Monóvar y Agost, en concreto en dos supermercados, en una tienda de alimentación, en una bodega y en una droguería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook