12 de octubre de 2019
12.10.2019

Detenido un joven que huyó a Francia por un asesinato cometido en Alicante hace 4 meses

Dos huellas dactilares en casa de la víctima revelaron al autor del crimen, que huyó a Marsella dos días después de cometerse el homicidio

12.10.2019 | 09:19
Detenido un joven que huyó a Francia por un asesinato cometido en Alicante hace 4 meses

En el suelo de la habitación y envuelto en un edredón. Así fue descubierto el pasado 29 de junio el cuerpo de Pedro J., un anciano de 81 años natural de Ávila que pasaba cortas temporadas en el piso de Alicante donde murió asfixiado. El caso en aquel momento precisó de una segunda inspección ocular de la vivienda, en la que se hallaron dos huellas dactilares que han conducido finalmente a la Policía Nacional hasta el presunto responsable: un joven rumano de 28 años que huyó dos días después a Marsella en autobús y fue detenido en Granada.

Tras determinar que la muerte no fue de carácter natural, sino violenta, los agentes de la Policía Judicial de Alicante iniciaron una investigación en la que el objetivo se centró en un primer momento en el entorno más cercano al fallecido, el cual no residía habitualmente en la ciudad sino que venía esporádicamente y se alojaba sólo. Para poder dibujar un perfil que les llevase hasta el autor del crimen, los agentes reconstruyeron los últimos días y horas de la víctima con ayuda de los vecinos.

Así, llegaron a la conclusión de que el hombre paseaba cada día por las mismas zonas , donde conversaba con diferentes personas, entre las que podría encontrarse su agresor. Y al parecer así fue según fuentes de la investigación, ya que momentos antes de su muerte, Pedro J. se encontraba acompañado por al menos una persona que no hablaba bien el idioma español, lo que coincidió con algunas pruebas encontradas en el escenario del crimen.

La inspección ocular, a través de distintas muestras biológicas permitieron poner nombre y apellidos al objetivo y comenzar su localización. Dos huellas dactilares halladas en la vivienda de la víctima revelaron la identidad del presunto asesino: un varón de nacionalidad rumana de 28 años de edad. De este modo, los investigadores pudieron saber que dos días después de cometer el crimen huyó en autobús hasta Marsella, Francia. Sin embargo, la captura del supuesto homicida se produjo gracias a la colaboración policial con Andalucía, donde informaron sobre la presencia del investigado en Granada. Así, los agentes alicantinos se trasladaron rápidamente para detener a esta persona.

Hallazgo del cadáver en junio

Una llamada de la sobrina de la víctima al 112 tras días sin ver a su tío alertó a las autoridades. La investigación dio un vuelco tras la autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal de Alicante que concluyó que el hombre habría muerto asfixiado y no por causas naturales, como la Policía apuntó en un primer momento. Aunque encontraron la casa revuelta y con manchas de sangre, se descartó el móvil del robo, ya que en su interior se encontró dinero y efectos de la valor de la víctima. No han trascendido más informaciones sobre el motivo del asesinato, pero a ese cargo se sumó el de robo con violencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook