03 de octubre de 2019
03.10.2019

Nueve meses por amenazas y abusos a su mujer al octogenario que mató a su exyerno en Sant Joan

El fallo considera probado que el hombre le gritó a su esposa que «de la cárcel se sale, del hoyo no» por no hacerle la comida

02.10.2019 | 23:24
El acusado el día del juicio.

Un juzgado de lo Penal de Alicante ha condenado a nueve meses de prisión y una multa de 3.780 euros al octogenario acusado de amenazas de muerte y abusos sexuales a su mujer en Sant Joan, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. El acusado se encontraba en prisión desde finales de agosto, cuando ocurrieron los hechos, al estimar los jueces que los antecedentes por asesinato del acusado indicaban que podía haber un riesgo real para la vida de la víctima. Francisco M. P. fue condenado a quince años de cárcel por matar a tiros con una escopeta en Sant Joan a su exyerno durante una discusión por el régimen de visitas del niño en común que el joven asesinado tenía con la hija del homicida. Al salir de prisión y volver al domicilio familiar, fue detenido de nuevo por delitos de violencia de género.

El fallo considera probado que el 22 de agosto el acusado dijo a su esposa a gritos que tenía que hacerle la comida, que allí mandaba él y que de la cárcel se salía, pero del hoyo no. Asimismo, también el juez ve acreditado que dos días antes el acusado intentando reconciliarse con su esposa, que quería terminar con el matrimonio al descubrir que tenía una hija con otra mujer, le tocó los pechos en contra de su voluntad.

El fallo, contra el que cabe recurso en la Audiencia, le impone nueve meses de cárcel por las amenazas, así como una multa de 21 meses con cuota diaria de seis euros(3.784 euros) por el abuso sexual al considerar que se trató de un tocamiento «fugaz y por encima de la ropa». También se le impone una orden de alejamiento que le impidfe acercarse a su esposa durante tres años. La acusación particular, que ejerce para la víctima la abogada María Paz Giráldez, anunció que presentaría recurso para pedir que se le imponga una pena mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook