02 de octubre de 2019
02.10.2019
Accidente

Muere al caer por un barranco en la ruta del Cares

La víctima, una mujer de 65 años, cayó por un terraplén a 100 metros en la senda asturiana

02.10.2019 | 07:33
Imagen del operativo de rescate.

Ayer fue una jornada de luto en la ruta del Cares (Asturias), que se ha vuelto a teñir de negro con un nuevo fallecimiento. Una gijonesa de 65 años pereció ayer por la tarde tras tropezar y precipitarse por un terraplén de unos 100 metros, a la altura del paraje de Los Colladinos.

La mujer participaba en una actividad organizada por el Grupo de Montaña de Ensidesa de Gijón, del que es socio su esposo, ya jubilado y a quien acompañaba. El luctuoso suceso llenó de consternación a esta agrupación, que en señal de duelo ha suspendido la excursión que tenía prevista repetir hoy.

La senderista cayó por debajo del antiguo camino del Cares hasta el río, en la zona de Los Colladinos. El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 14.38 horas. En la llamada, señalaban que una mujer había caído por una ladera de al menos treinta metros de desnivel en la vertical con el río.

La sala del 112 movilizó de inmediato al Grupo de Rescate con el helicóptero medicalizado y alertó también al Servicio de Asistencia Médica de Urgencia (SAMU). Además, se informó a la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil de Gijón y a los 112 de Cantabria y Castilla y León.

Fue casi a las cuatro de la tarde cuando el Grupo de Rescate ya tenía localizada a la mujer, fallecida. Para acceder al lugar donde se encontraba la senderista y que el médico pudiera confirmar su muerte, el equipo tuvo que realizar dos ciclos de grúa en la que se desplegaron 40 metros de cable.

La ruta del Cares discurre a lo largo de 11 kilómetros en la garganta del río que le da nombre. Discurre desde Poncebos, en Asturias, hasta Caín, en el valle de Valdeón, ya en León. Es una senda muy frecuentada y popular entre los aficionados al senderismo porque es relativamente sencilla, aunque los expertos alertan de que como cualquier ruta de montaña entraña sus riesgos.

En este caso, la mala fortuna de un resbalón provocó la fatal caída de esta gijonesa de 65 años que ayer se animó a acompañar a su esposo en una de las salidas del Grupo de Montaña de Ensidesa del que el hombre es socio. Nadie podía imaginar el fatal desenlace, que consternó a los miembros del grupo gijonés, que hoy preveían repetir la salida al Cares, actividad que ha quedado suspendida en señal de duelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído