13 de septiembre de 2019
13.09.2019
Alicante

Dos hermanos implicados en una violación en Alicante piden ser exculpados por falta de pruebas

La defensa plantea que ni la víctima les identificó en el lugar de los hechos ni hay restos biológicos que les involucren en la presunta agresión sexual

12.09.2019 | 21:51
Imagen facilitada por la Policía del arresto de uno de los investigados.

Los hechos ocurrieron en una vivienda de los padres de los dos investigados en abril del año pasado.

La defensa de dos hermanos implicados en una presunta violación grupal cometida en un piso de Alicante ha pedido el archivo de la causa para ellos al no existir prueba alguna de su participación en los hechos. La presunta agresión se remonta al 18 de abril del año pasado cuando la víctima denunció haber sufrido una violación por otros cinco jóvenes en una vivienda próxima a la Explanada, propiedad de los padres de ambos investigados. Todos los implicados están en libertad.

El único encarcelado por estos hechos fue puesto en libertad con cargos apenas tres meses después, otro de los supuestos implicados se marchó de España y no ha sido localizado, un quinto que tendría alguna relación colateral ni tan siquiera ha sido identificado. Los dos hermanos detenidos junto al primero tienen que venir una vez al mes desde Argelia, donde viven, para comparecer ante la magistrada Belén Gutiérrez, instructora de esta causa.

La defensa de los dos hermanos, el abogado Francisco Galiana Botella, ha planteado a la magistrada que investiga los hechos que ambos quedaron libres ante la ausencia de indicios contundentes de cargo sobre la partipación de ambos en «un delito de tanta gravedad» y que nada indica que en lo que queda de instrucción vayan a aparecer nuevos datos que puedan cambiar esta situación.

El letrado recuerda en el escrito presentado ante el juzgado que la víctima solo ha reconocido en la rueda de reconocimiento a uno de los acusados, que no es ninguno de los dos hermanos. La defensa señala en el escrito presentado en el juzgado que el testimonio de la víctima es «insólito» y «con pretensiones de emular a la manada de Pamplona».

En este sentido, recuerda que en el momento en el que la víctima fue reconocida por los médicos se encontraba «inestable» y con «lagunas amnésicas». La testigo que acompañaba esa noche a la víctima tampoco hizo alusión alguna a los dos hermanos investigados durante su declaración en el juzgado, ni tampoco el único de los acusados a quien ha reconocido la víctima jamás declaró que éstos tuvieran participación, dice el escrito. En este sentido, las pruebas biológicas han sido también negativas sobre la participación de los dos hermanos y no han aparecido restos de ADN.

El letrado señala que no existen indicios racionales de criminalidad sobre la participación de los dos hermanos en la violación y pide a la juez que les evite un «indudable daño moral (pena de banquillo)». En esta línea señala que su petición «no excluye la posibilidad de que pudiera haberse cometido un delito de agresión sexual», pero sin la participación ni concierto de los dos.

La chica de 19 años, quien asegura haber sufrido tres agresiones sexuales con anterioridad a la que ahora se está investigando (dos de ellas en Ecuador, su país), declaró que conoció a un hombre en un local del Puerto de Alicante con el que se marchó a una casa en la que había otros tres, y que todos abusaron de ella, aunque en alguna de sus declaraciones habla de cinco.

Más de 20 mensajes de WhatsApp de la denunciante


El informe de la Policía revela más de 20 mensajes de WhatsApp y audios de la víctima a sus amigos mientras supuestamente estaba siendo violada, llegando incluso a mantener una llamada de cinco minutos. La chica relató que después de la presunta agresión, la ducharon, volvieron a ponerle la ropa y el hombre con el que llegó a casa la acompañó a la calle, momento en que salió corriendo y cayó al suelo. La joven tenía lesiones en las rodillas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook