31 de agosto de 2019
31.08.2019

La Policía irrumpe en un club cannábico en Alicante y detiene a seis personas

Los agentes decomisaron más de cinco kilos de marihuana y sustancias derivadas del hachís por proceder del mercado negro

30.08.2019 | 23:25
Imagen de cogollos intervenidos en el club cannábico por la Policía.

Los arrestados son el presidente, el secretario, el tesorero y tres empleados de la asociación que quedaron en libertad en el juzgado.

Agentes de la Policía Nacional han irrumpido en un club de cannabis en el barrio alicantino de Benalúa y ha detenido a seis personas a las que se acusa de distribución de sustancias estupefacientes que procedían del mercado negro, informó ayer la Comisaría Provincial. En el interior del local se intervinieron cinco kilos de marihuana, 700 gramos de hachís, 300 gramos de resina de hachís, 15 kilos de aceite para hacer hachís y 300 gramos de comprimidos con THC puro (el ingrediente psicoactivo del cannabis), más 3.000 euros y dos motos de gran cilindrada. Los arrestados son el presidente, el secretario, el tesorero y tres empleados de la asociación, de edades comprendidas entre los 25 y los 43 años.

Los arrestos tuvueron lugar la tarde-noche del miércoles cuando en el local se encontraban 25 socios en el interior. Los tres empleados quedaron en libertad el jueves tras prestar declaración en Comisaría, mientras que los otros tres responsables de la asociación quedaron ayer en libertad sin ninguna medida cautelar tras pasar a disposición del juzgado de guardia de Alicante, asistidos por el letrado Aitor Esteban Gallastegui. Aunque el club estaba cerrado ayer con motivo de la operación, las fuentes consultadas por este diario señalaron que a partir de hoy iba a retomar su actividad con normalidad.

Desde la Comisaría se incidía ayer de que en el local se quería simular la situación legal del club, pero en el interior se distribuían sustancias que procedían del mercado negro. Detrás de la barra tenían diferentes drogas, como marihuana y hachís, cápsulas de THC y diversos recipientes con cigarros tipo «porro», así como útiles para la dispensa de estas sustancias. Las mismas fuentes precisaron que el extracto puro de THC es la sustancia psicoactiva del cannabis, que puede producir unos efectos en el organismo con más intensidad al del consumo de un porro, que tiene un 29% de THC. Esta sustancia puede inducir alucinaciones auditivas y visuales, así como y trastornos mentales a corto y largo plazo.

Según la nota policial, se daban a conocer como un club constituido legalmente pero carecían de autorización para dicha actividad y la sustancia estupefaciente era suministrada a través del mercado negro de tráfico de drogas. La Policía destacó también que el local se encuentra a menos de 90 metros de un parque infantil y a menos de 250 metros de un colegio.

La operación se inició tras tener conocimiento los investigadores de un punto de venta de estupefacientes al menudeo en la ciudad. Fruto de la investigación realizada, agentes de la Brigada de Policía Judicial determinaron que la presunta venta de estupefacientes se producía en el interior de un club privado de fumadores y en la que estaban implicadas personas que formaban parte de la directiva, así como empleados del mismo.

La investigación condujo a los investigadores a interceptar múltiples transacciones en las que terceras personas, muchas de ellas ajenas a la asociación, adquirieron droga sin consumir nada en el local y entrando únicamente para la compra de estas sustancias. Por este motivo, los agentes establecieron un dispositivo para arrestar a los implicados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook