15 de agosto de 2019
15.08.2019
Guardamar

Arrestan a un boxeador amateur en Guardamar por hundirle el pómulo a un hombre de un puñetazo

El herido fue agredido de un puñetazo sin mediar palabra cuando iba por la calle con unos amigos durante las fiestas patronales

14.08.2019 | 20:40

La Guardia Civil ha detenido en Guardamar del Segura a un joven boxeador amateur, de 19 años y nacionalidad rumana, acusado de un delito de lesiones por agredir a un hombre de 30 años al que le dio un puñetazo y le hundió el pómulo. La víctima tuvo que ser intervenido con cirugía maxilofacial.

La agresión se produjo a finales del pasado mes de julio durante las fiestas de Guardamar del Segura. Según informó ayer la Guardia Civil, un hombre de 30 años caminaba por una calle de Guardamar en compañía de unos amigos cuando se colocó a su altura el joven de 19 años ahora detenido. Se cruzaron la mirada y sin mediar palabra le dio un fuerte puñetazo en la cara, por lo que cayó al suelo inconsciente.

El agresor se marchó rápidamente del lugar los amigos del agredido llamaron a emergencias para que fuera una ambulancia.

El hombre fue evacuado en ambulancia y una vez en el hospital los médicos comprobaron que presentaba varias fisuras y fractura de varios huesos de la cara, por lo que tuvo que someterse a una intervención con cirugía maxilofacial en la que le implantaron cuatro placas de titanio en la cara.

La Guardia Civil inició las pesquisas pero apenas tenía datos. La descripción que aportaron la víctima y los amigos que presenciaron la agresión era escasa. Según los testigos, se trataba de un joven extranjero y que podía ser aficionado al boxeo.

Los agentes realizaron gestiones por diversos comercios y gimnasios de Guardamar, así como en redes sociales. Al final localizaron a un joven residente en Guardamar que había practicado el boxeo amateur y cuando tuvieron la certeza de que era presuntamente el autor los agentes del Área de Investigación de Guardamar procedieron a su detención. El joven, de 19 años, pasó a disposición judicial por un delito de lesiones y quedó en libertad con la obligación de comparecer cada quince días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook