03 de agosto de 2019
03.08.2019
Alicante

Un conductor ebrio huye tras chocar su coche contra una farola e incendiarse en Alicante

Los tres ocupantes del turismo accidentado resultaron ilesos y fueron localizados por la Policía Local

02.08.2019 | 20:09
Bomberos del SPEIS en el coche accidentado en Alicante.

Un joven de 26 años ha sido acusado y puesto a disposición judicial por la Policía Local de Alicante de un delito contra la seguridad tras sufrir ayer un accidente de tráfico cuando conducía en estado ebrio y darse a la fuga a pie junto con dos amigos que le acompañaban. El coche se incendió y los bomberos tuvieron que sofocar el aparatoso incendio en los bajos del scalextric de Alicante.

El suceso ocurrió poco después de las siete de la mañana cuando un coche circulaba por la avenida de Villajoyosa en sentido Alicante y a la altura de los bajos del scalextric el conductor perdió el control al tomar la curva hacia la derecha y se estrelló contra una farola, según la Concejalía de Seguridad. Tras el impacto el vehículo se incendió.

Despliegue de emergencias


Los vigilantes de seguridad del puesto de mando de FGV en La Marina acudieron con extintores al escuchar el golpe y ver el incendio. A continuación llegaron patrullas de la Policía Local y bomberos de la unidad de rescate en accidentes del del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Alicante (SPEIS), aunque los tres ocupantes ya habían optado antes por marcharse a pie.

Los vigilantes de FGV facilitaron a la Policía Local las características físicas de los ocupantes del coche y una patrulla les localizó a la altura de un hotel situado a escasa distancia. La Unidad de Atestado le hizo la prueba de alcoholemia a un joven de 26 años que conducía el coche y dio positivo.

Seis bomberos del SPEIS extinguieron el incendio en una primera intervención y a continuación trabajaron con las herramientas especiales para asegurar el vehículo y sacar la luna delantera del vehículo de la farola. Los bomberos trabajaron durante más de una hora y cubrieron con sepiolita el aceite derramado sobre la calzada, un material que absorbe el líquido.

El tráfico se restableció una hora y media después de la colisión después de que los operarios limpiaran la vía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook