01 de agosto de 2019
01.08.2019
Investigación policial

Investigan la muerte violenta de una mujer en León

El marido de la víctima la ha llevado ya fallecido y con un orificio en el pecho a un centro de salud

01.08.2019 | 22:13

La Guardia Civil investiga la muerte violenta en Bembibre (León) de una mujer de 29 años, a la que trasladó su pareja a un centro de salud con un orificio en el pecho aparentemente causado por arma de fuego, aunque también pudo ser originado por un arma blanca, como un destornillador o un punzón.

Ha sido este jueves sobre las 18.30 horas, cuando un hombre de 30 años ha acudido a un centro de salud de Bembibre con una mujer muerta en los brazos, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

El hombre ha entrado en estado de shock, por lo que en esos momentos no ha sido posible tomarle declaración, aunque ahora se encuentra en el cuartel de la Guardia Civil de Bembibre a la espera de que los agentes puedan recoger su testimonio.

La pareja se encontraba circunstancialmente en un pueblo situado a tres kilómetros de Bembibre, Las ventas de Albares, con motivo de las fiestas de la localidad, ya que son feriantes.

La Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis de trabajo y está previsto que se practique la autopsia a la víctima para conocer las causas exactas de la muerte.

La alcaldesa de Bembibre (León), Silvia Cao, ha lamentado la muerte de la mujer y ha adelantado que mañana se reunirá con su equipo de gobierno para evaluar lo ocurrido.

Silvia Cao ha explicado a Efe que ha acudido esta tarde al centro de salud en el que se encontraba la víctima mortal y ha expresado el apoyo del consistorio a la familia de la fallecida.

La regidora de esta población de unos 9.000 habitantes, que dista dieciséis kilómetros de Ponferrada (León), ha concretado que la mujer que ha resultado muerta no reside en Bembibre, aunque supone que sí es vecina de la provincia leonesa.

Varios allegados de la víctima que se encontraban a las puertas del centro de salud al que fue conducida comentaban, visiblemente afectados, que aún no se creían que la mujer hubiera perdido la vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook