30 de julio de 2019
30.07.2019
Alicante

Detenido por agredir a un septuagenario que le recriminó que no respetara un paso de peatones

El conductor arrestado, con antecedentes por homicidio, presuntamente rompió la cadera a la víctima y siguió golpeándole en el suelo hasta que unos testigos le separaron y llamaron a la Policía

29.07.2019 | 21:57

Huyó del lugar hasta que pudo ser identificado y apresado.

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a un conductor de 58 años acusado de agredir a un hombre de 76 años y romperle la cadera después de que la víctima la recriminara que casi le atropella en un paso de peatones de la Playa de San Juan. El arrestado, con antecedentes por homicidio doloso y delitos contra el patrimonio, quedó en libertad provisional tras pasar a disposición judicial el pasado fin de semana y alegar que fue un «accidente» y que se arrepiente de lo ocurrido, según han indicado a este diario fuentes próximas al caso.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado 22 de julio en una avenida de la Playa San Juan, cerca de la playa de Muchavista. Según informaron ayer fuentes policiales, un hombre de 76 años se disponía a cruzar por un paso de peatones cuando se aproximó un coche a una velocidad presuntamente superior a la permitida en dicha y el conductor no se percató a la presencia del septuagenario. El peatón tuvo que apartarse con rapidez para no ser atropellado y golpeó el coche para recriminarle al conductor la acción.

La reacción del conductor fue detener su coche de inmediato y bajarse para dirigirse violentamente hacia el peatón. Según la Policía Nacional, el conductor comenzó a agredir al septuagenario hasta que le tiró al suelo, caída en la que se rompió la cadera. Una vez en el suelo y pese a la rotura de la cadera, el conductor continuó dándole puñetazos al peatón.

Dos testigos de los hechos salieron en defensa de la víctima y lograron separar al agresor mientras avisaban a la Policía Nacional.

Auxilio vecinal


Al darse cuenta de que los vecinos llamaban a la Policía el conductor se subió a su vehículo y se marchó del lugar.

El peatón herido fue atendido en el lugar por sanitarios y evacuado en ambulancia al Hospital de Sant Joan, donde tuvo que ser operado de urgencia porque había sufrido una fractura de cadera.

Mientras tanto, agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía recabaron en el lugar de los hechos los datos sobre lo ocurrido y los testigos facilitaron la descripción del conductor implicado en la agresión y del coche en el que se marchó.

La Brigada de Policía Judicial se hizo cargo de las pesquisas para tratar de identificar al agresor y en un primer momento averiguaron que el coche pertenecía a una mujer de 90 años que había fallecido a principios de verano. Esto dificultó la investigación para identificar al conductor, aunque los agentes lograron averiguar que había un hombre que estuvo cuidando presuntamente a la propietaria del turismo.

Con estos datos la Policía Nacional localizó y detuvo el pasado viernes al conductor como presunto autor de un delito de lesiones graves.

Al ser arrestado la Policía comprobó que tenía diversos antecedentes por robos e incluso por un delito de homicidio doloso en 2003, cuando tenía 44 años. La Policía le arrestó entonces por degollar y matar a puñaladas a un amigo en Madrid.

El conductor detenido por la agresión al peatón septuagenario pasó a disposición judicial el pasado fin de semana y tras asegurar que se arrepentía de lo ocurrido dijo que paró el vehículo para pedir explicaciones al peatón que había golpeado su coche. A continuación, según su versión, el septuagenario levantó los brazos y como pensaba que iba a pegarle lo agarró y se cayeron al suelo. El conductor asegura que su intención no era agredirle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook