14 de julio de 2019
14.07.2019

«Creía que se trataba de un niño llorando hasta que vi la sangre»

El camarero de un bar dio la primera llamada de alerta tras escuchar unos gritos que procedían del subterráneo

13.07.2019 | 22:03

Jerónimo fue uno de los pocos testigos del crimen machista de ayer en Elche. A primera hora de la mañana, entorno a las 07.30 horas, se encontraba montando la terraza del bar en el que trabaja como camarero y, de repente, escuchó algunos gritos que procedían del garaje subterráneo junto al establecimiento «Creía que se trataba de un niño llorando hasta que vi la sangre», relató, y llamó al 112 explicando la situación. Minutos después, uno de los vecinos iba a acceder al interior del inmueble y según contó el camarero, después de presenciar la terrible escena, este residente salió despavorido del garaje pidiendo que viniese la policía.

Por el lugar ya se aproximaba una patrulla local y en esos instantes también bajaba otro vecino a pie que salía a hacer deporte. Al poco tiempo se abría la puerta del garaje y salía el asesino confeso moviendo las manos ensangrentadas, y con el semblante tranquilo y muy frío le dijo al camarero que llamasen a la policía porque había matado a su mujer y quería entregarse.

Fue entonces cuando el 112 llamó al testigo y se informó del crimen, según este testigo. Apareció entonces la Policía Nacional y se procedió a su detención. En los instantes en los que el autor del crimen salió del garaje los testigos se refugiaron en el bar porque temían que estuviese armado.

Jerónimo, uno de los testigos, señala que conocía a la víctima, María Asunción, porque en algunas ocasiones había frecuentado el negocio sola. Algunos de los residentes señalan, además, que este matrimonio vivía desde hace más de veinte años en el bloque de pisos y que nunca escucharon ninguna discusión de pareja, a pesar de que conocían que estaban separados y que desde hace días él vivía fuera.

Por otra parte una amiga de la víctima explicó que «es un drama, era una mujer muy buena, trabajadora y tranquila».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído