11 de julio de 2019
11.07.2019

Diez años por atracar con un cúter a conductores en la autovía de Alcoy

El fallo cree probado que el acusado atacó al taxista con el arma blanca y que secuestró a un matrimonio para huir

10.07.2019 | 21:39
El acusado, a su llegada detenido a la Audiencia el día que se celebró el juicio.

La Audiencia de Alicante ha condenado a penas que suman diez años de cárcel a un acusado de atracar a conductores armado con un cúter en la autovía de Alcoy. El fallo declara probado intentó atracar a un taxista que le llevó desde Alicante a València el 14 de noviembre de 2017 y que cuando éste le hizo frente le hizo un corte con el arma en la nariz.

El taxista se bajó del coche en plena autovía para huir. En ese momento, un matrimonio de octogenarios que iba en su vehículo por la zona se paró para ver qué pasaba. El agresor se subió a su coche y comenzó a intimidarles con el cúter para que le entregaran dinero y que le llevaran. El fallo considera probado que la pareja estuvo retenida durante su voluntad durante más de tres horas en el coche, donde les exigió mientras colocaba el cúter en el cuello al conductor que le llevaran primero a Ibi, luego a Xixona y finalmente le dejaron en Sant Joan.

El fallo le condena por robo con violencia en grado de tentativa (23 meses de cárcel); lesiones (dos años); robo con violencia (cuatro años); y detención ilegal (dos años y medio).

El acusado albegaba que en los dos casos hubo «un malentendido». Con el taxista, porque quería recuperar el teléfono con el que el taxista hizo una foto a su DNI cuando empezó a sospechar de él;y con el matrimonio porque sólo quería que lo llevaran. «No es explica cómo dos personas sin conexión alguna entre ellas relatan una dinámica en su presunta actuación tan similar», aseguran los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia.

La sala ha valorado la zona donde se produjo el corte sufrido por el taxista, que demuestra «una evidente voluntad lesiva». El fallo recuerda que la pretensión del acusado de atracar al taxista se frustró «por la rápida reacción de la víctima, a la que llegó a seguir cúter en mano, cuando abandonó el vehículo». En cuanto el atraco y secuestro del matrimonio, la sentencia destaca el hecho de que las víctimas eran personas en el umbral de los ochenta años. «Tras obtener el botín, el acusado obliga de forma muy violenta a un matrimonio de edad avanzada a trasladarle a dos localidades distintas, lo que se prolonga durante unas tres horas, en las que les sustrae su libertad ambulatoria», asegura el fallo.

El acusado tenía antecedentes por otros robos con violencia similares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook