21 de junio de 2019
21.06.2019

Un hombre del Port de Sagunt muere en su casa al atragantarse con un trozo de carne

El vecino que vivía con él lo encontró en el suelo y los sanitarios sólo pudieron certificar su muerte

21.06.2019 | 09:24

Algo tan aparentemente trivial como atragantarse mientras comía acabó costándole la vida este miércoles a un vecino del Port de Sagunt.

El hombre estaba solo en su domicilio cuando decidió comer algo, justo cuando otro hombre que convive con él decidió salir un momento a tomarse un café.

Al regresar a la vivienda, se encontró con la sorpresa de que su compañero estaba en el suelo y, aunque llamó a los servicios de emergencia, estos únicamente pudieron certificar su muerte, según ha podido saber este medio.

En concreto hasta la vivienda llegó una ambulancia del Soporte Vital Básico, pero los sanitarios confirmaron que el hombre había fallecido mientras comía, cuando un trozo de carne se había atravesado en su garganta.

Para evitar un desenlace así, en estos casos, los expertos recomiendan no perder la calma y, si vemos que toser no funciona, tratar de expulsar el objeto que se haya bloqueado en la garganta o la laringe realizando uno mismo una conocida técnica de primeros auxilios, la maniobra de Heimlich.

Consiste en empuñar una mano, colocar el pulgar debajo de la parrilla costal y por encima del ombligo, sujetar el puño con la otra mano y presionar en la zona con un movimiento rápido hacia arriba.

También se puede hacer apoyándose sobre el borde de una mesa, silla o barandilla, siempre empujando rápidamente la parte superior del vientre contra el borde, repitiendo el movimiento hasta que el objeto que obstruye las vías respiratorias salga.

Lo importante es liberar las vías respiratorias, pues sin oxígeno se puede producir daño cerebral en apenas unos minutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook