09 de junio de 2019
09.06.2019

Salvador Bellmont y César Martínez pugnarán por ser el próximo juez decano de Alicante

La reclamación de las infraestructuras judiciales pendientes en el partido judicial centrarán la propuesta de gobierno de los dos candidatos

08.06.2019 | 22:23

La capital pasará a ser en octubre la novena ciudad española en tener un juzgado exclusivo para labores de Decanato.

Los magistrados Salvador Bellmont y César Martínez pugnarán por el puesto de juez decano de Alicante en las elecciones que la judicatura alicantina celebrará el próximo viernes 14 de junio. Por el momento no hay nuevos candidatos en liza, pero los interesados en presentarse aún tienen tiempo para formalizar su candidatura hasta 24 horas antes del día de la votación. Los dos se presentan con el compromiso de reclamar mayores infraestructuras judiciales para Alicante.

A partir del próximo mes de octubre, Alicante contará con un juzgado exclusivo para el Decanato, por lo que el ganador de estas elecciones se dedicará al cargo en exclusividad. De esta manera, Alicante se convierte en la novena ciudad española en contar con un Decanato Exclusivo, un derecho que tenía reconocido por el Consejo General del Poder Judicial desde el año 2004. Han pasado más de quince años hasta que se ha acabado materializando.

«Esta ciudad ha estado tan discriminada en inversiones judiciales, que no sólo está a la cola en la Comunidad Valenciana, está a la cola en la propia provincia de Alicante», aseguró a este diario el actual decano Salvador Bellmont que opta a la reelección tras cuatro años en el cargo. Bellmont ha estado compatibilizando su cargo de decano con su destino en el juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno de Alicante. La creación del decanato exclusivo ha sido una de sus reivindicaciones este mandato «porque un decano que ejerce su labor en exclusiva tiene mucha más voz», explicó. En este sentido, uno de los asuntos tras los que va a tener que estar encima el próximo decano es la construcción del nuevo edificio judicial y que supondrá una inversión de más de 53 millones de euros por parte de la Conselleria de Justicia.

Bellmont señaló que en estos momentos el proyecto está pendiente de recibir la licencia de obra por parte del Ayuntamiento. «Dado que parece que vamos a tener gobiernos de distinto color político en el Ayuntamiento y la Generalitat, esperemos que las cuestiones políticas se dejen de lado y nadie ponga palos en la rueda».

Por su parte, César Martínez todavía no ha formalizado su candidatura oficialmente, pero este diario confirmó que el magistrado tiene previsto hacerlo a lo largo de la semana que viene. En la actualidad está destinado en el juzgado de Instrucción número seis de Alicante, el mismo al que estaba destinado el predecesor de Bellmont en el decanato y actual presidente de la Audiencia Provincial, Juan Carlos Cerón.

El magistrado también se presenta con la intención de reclamar las inversiones que tiene pendientes la provincia de Alicante y que se deje de poner parches sobre parches. La caída de árboles en la plaza de los juzgados que ha desembocado en la tala masiva de todos los ejemplares ha simbolizado para él lo que han sido años de dejadez y de abandono del Palacio de Justicia de Alicante. Este año, los jueces de instrucción mantuvieron un enfrentamiento con la Conselleria de Justicia por las obras de acondicionamiento en el juzgado de guardia sin que nadie hubiera consultado con ellos cuáles eran las necesidades y qué era lo que hacía falta.

Los jueces del partido judicial de Alicante están llamados a una primera votación el próximo viernes 14 de junio a las 13.00 horas donde se necesita que el ganador obtenga una mayoría cualificada. En caso de que ninguno de los candidatos tenga los votos suficientes, se iría a una segunda vuelta en la que el ganador sería el que haya recibido mayor número de votos, según fuentes del Palacio de Justicia.

Alquiler de otro local comercial para un nuevo juzgado

La Conselleria de Justicia alquilará otro local en la calle Los Doscientos para habilitar espacio para el juzgado de Primera Instancia número catorce de Alicante, que estará dedicado a la resolución de pleitos civiles. La medida se adopta ante la falta de espacio físico donde ublicar el nuevo juzgado, por lo que persiste la dispersión de sedes judiciales en distintos edificios. Los juzgados de Familia y los de cláusulas suelo ya tuvieron que habilitarse en otros locales diferentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook