05 de junio de 2019
05.06.2019
Investigación

Atribuyen al exnovio el asesinato de Sheila Barrero hace 15 años en Asturias

La expareja, que no ha sido detenida, califica de "marrullero" el informe de la Guardia Civil

05.06.2019 | 10:44
Monolito en recuerdo de Sheila Barrero.

¿Por qué no se ha detenido al exnovio de Sheila Barrero si el último informe de la Guardia Civil es "muy concluyente" y está claro que es el presunto autor del crimen? Según la Delegación del Gobierno, porque "se está a la espera de que el juez que instruye el caso adopte una decisión".

Distintas fuentes de la judicatura coincidieron, sin embargo, en que es la Guardia Civil la que decide en el curso de la investigación si procede o no el arresto y, si se produce, lo comunica al juez. Tras tomar declaración, puede dejar al detenido en libertad o pasarlo a disposición judicial.

Pedro González, el abogado del exnovio de Sheila Barrero, la joven asesinada en Degaña en 2004, restó este martes valor al último informe aportado al caso, que se instruye en el Juzgado de Cangas del Narcea. "Es un informe marrullero, similar al que se aportó ya hace años y que fue criticado y denostado por el juez". Y añadió que, si las pruebas halladas fueran ahora tan concluyentes, su cliente ya estaría detenido, y no es así: "No ha habido nunca medida cautelar contra él; no la hubo nunca, porque ha estado en libertad siempre".

Sheila Barrero fue asesinada en su coche de un tiro en la nuca en la mañana del 25 de enero de 2004, a la altura del alto de La Collada, en la carretera que une Villablino (León) y Cerredo (Degaña), cuando regresaba a su casa después de trabajar. Un crimen que aún está por resolver quince años después.

Falta de pruebas


Un exnovio de la joven fue detenido como presunto autor del crimen y puesto en libertad tras tomarle declaración. El Juzgado de instrucción de Cangas del Narcea dictó el 22 de octubre de 2007 el sobreseimiento provisional por falta de pruebas. La familia de la joven recurrió el archivo, pero la Audiencia Provincial de Asturias lo confirmó en 2008 al considerar que los indicios de criminalidad a "lo más que llegan es a erigir sospechas", y que "no se pueden apreciar motivos suficientes como para mantener una acusación contra el sospechoso".

El caso fue reabierto en 2015, con la intención de aplicar las nuevas tecnologías en el análisis de las pruebas. Estuvo cuatro años bajo secreto de sumario y ahora se acaba de conocer un nuevo informe que, según afirmó la delegada del Gobierno, Delia Losa, es "muy concluyente" y apunta de nuevo al exnovio de la chica.

Fuentes conocedoras del caso indicaron que, "si fuera tan concluyente como dice la delegada del Gobierno, el presunto culpable ya estaría detenido y no lo está. De hecho, se podría haber marchado hace mucho tiempo porque ni siquiera se le retiró el pasaporte". Y alertaron del riesgo que supone lanzar "acusaciones tan duras contra una persona, y más en localidades pequeñas, donde todo el mundo se conoce".

El abogado del presunto culpable, Pedro González, insistió en que no existe nada nuevo que sitúe a su cliente en el escenario del crimen y recordó que el asunto ya ha sido analizado por cinco jueces diferentes, además de la Audiencia Provincial.

Partículas coincidentes


Según el nuevo informe de la Guardia Civil, desvelado por 'El Confidencial', ahora se ha logrado aislar de las muestras de la mano derecha del exnovio de la joven una partícula que coincide con la muestra localizada en el casquillo de la bala que mató a Sheila Barrero. Y una fibra hallada en el asiento trasero del coche, desde el que se realizó el disparo, coincide "exactamente" con las de una chaqueta del exnovio.

Pedro González incidió en que el coche en el que se encontró a Sheila fue analizado concienzudamente y nada confirmó que su representado fuese el autor del crimen. Es más, añade, se encontraron restos de ADN que no corresponden al exnovio. También todos los coches de la familia del joven fueron analizados concienzudamente y no se pudo probar nada. Entretanto, la familia de la víctima sigue viviendo un calvario esperando que se resuelva el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído