01 de junio de 2019
01.06.2019

Tres detenidos por una reyerta en las fiestas de Benejúzar con un policía herido

El agente sufrió una fractura de clavícula mientras perseguía a un joven al que una multitud quería linchar

31.05.2019 | 20:59
Imagen del detenido por la agresión al policía local.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por su presunta participación en una reyerta durante las fiestas patronales de Benejúzar del año pasado y en la que un policía local resultó herido, informó ayer la Comandancia de Alicante. El arresto se produce tras una exhaustiva y complicada investigación de la Guardia Civil de Jacarilla que contaba con muy pocos datos para poder identificar a los participantes.

Los hechos ocurrieron la madrugada del 2 de junio del año pasado la Policía Local de Benejúzar fue avisada a causa de una pelea por los vigilantes de seguridad de la zona ferial habilitada en el polígono industrial La Palmera de esta localidad, con motivo de las fiestas patronales del municipio. Al percatarse de la presencia policial, uno de los implicados , que se encontraba bajo un gran estado de excitación y nerviosismo, emprendió la huida, iniciándose una persecución a pie. Según la Benemérita, uno de los agentes que le perseguía recibió un fuerte empujón, totalmente intencionado y por la espalda, acompañado de una zancadilla, que le desestabilizó y le hizo caer violentamente al suelo. En la caída sufrió lesiones de gravedad, entre ellas una fractura de clavícula que le tuvo apartado del servicio durante 182 días.

Debido a la excitación del momento, los agentes no pudieron identificar al autor del empujón, que se refugió entre la multitud de las personas que participaban en la fiesta. Sólo tenían indicios de que era alguien próximo al joven al que inicialmente perseguían los agentes. El joven perseguido fue alcanzado por los agentes locales que tuvieron que protegerle con sus propios cuerpos a modo de pantalla para evitar el linchamiento que pretendía realizarle otro grupo de jóvenes al grito de «hay que matarlos». Al parecer, el huido había propinado un puñetazo a otro joven y sus amigos querían vengarle.

La investigación se ha cerrado con el arresto de tres españoles de 18, 23 y 30 años. El presunto agresor del policía era menor de edad cuando ocurrieron los hechos, por lo que será juzgado en esa jurisdicción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook