01 de junio de 2019
01.06.2019
Calp

La Policía captura en Calp a un condenado por asesinar a tiros a su exmujer en Bélgica

El detenido es un danés de 71 años que huyó antes de ser juzgado y penado este año a cadena perpetua por matar de cinco disparos a su expareja

31.05.2019 | 18:41
La Policía captura en Calp a un condenado por asesinar a tiros a su exmujer en Bélgica
Imagen policial del detenido trasladado por dos agentes en Calp y de la foto incluida en la lista de fugitivos más buscados de Bélgica.

Fue localizado junto a un club náutico. Asesinó a su exmujer a causa de las desavenencias económicas tras la separación.

Leonardus Lei Beaumont, un ciudadano danés de 71 años buscado en Bélgica para cumplir una condena a cadena perpetua por asesinar a su exmujer, tenía una cita el pasado miércoles en el Club Náutico Les Bassetes de Benissa, en el linde con el término de Calp, pero la Policía Nacional de Alicante le fastidió y puso fin a su huida para sortear a la Justicia.

El detenido, que tras la separación se había trasladado a vivir a los Países Bajos, figuraba en la lista de los diez fugitivos más buscados en Bélgica. Mató de cinco disparos a su expareja en 2009 y a principios de mayo de este año se celebró el juicio en Bélgica y no se presentó. Aún así la vista oral se celebró y fue condenado en ausencia a cadena perpetua, con la posibilidad de revisión a los veinte años.

La escapada del fugitivo septuagenario no ha durado mucho tiempo. Agentes del Grupo de Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial de Alicante, en colaboración con el Grupo de Localización de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial, organizaron un dispositivo de búsqueda tras comunicar las autoridades belgas que el sospechoso podría encontrarse en la Marina Alta.

A pesar de sus 71 años, las autoridades belgas le catalogaron como violento y muy peligroso y tras no presentarse al juicio celebrado a principios de mayo fue incluido en la lista de los delincuentes más buscados de aquel país por el Fugitive Active Search Team (FAST) de la Policía Federal de Bélgica.

El sospechoso fue localizado por la Policía Judicial de Alicante en la zona de Calp, donde llevaba una vida relajada y mantenía contactos con otros ciudadanos extranjeros.

De esta forma pasó desapercibido, como un turista más de los miles que viven la Costa Blanca. El pasado miércoles, sobre las doce del mediodía, fue abordado y detenido en el Club Náutico Les Bassetes por agentes que vestían bermudas y ropa informal para no levantar sospechas.

A la Audiencia Nacional


Tras su arresto fue trasladado a la Comisaría Provincial y ayer fue conducido a la Audiencia Nacional en Madrid, donde se tramitará la extradición solicitada en la orden europea de detención y entrega.

El crimen por el que fue condenado fue cometido en Maaesmechelen (Bélgica). La mujer del detenido, de 64 años, fue atacada en un garaje y recibió cuatro disparos en el pecho y otro en la cara. Las hijas de la víctima siempre sospecharon de su padre, quien ahora pasará el resto de sus días entre rejas.

Alicante, la segunda provincia con más fugitivos apresados en 2018


Las Fuerzas de Seguridad capturaron a 915 personas reclamadas por otros países, 88 de ellas en la Costa Blanca
Alicante fue la segunda provincia de España con más detenciones de ciudadanos extranjeros por una reclamación judicial internacional durante 2018, con 88 en total, según los datos que maneja el Ministerio del Interior. Solo le superó Madrid, con 164, y a continuación de la provincia alicantina se situaron Barcelona (85) y Málaga (77) mientras que Valencia sumó 55 y Castellón 7.

Las detenciones en España de delincuentes sobre los que pesa una orden europea o internacional de detención y entrega sufrieron un fuerte repunte el año pasado ya que la cifra se elevó a 915 arrestos a cargo de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Foral de Navarra, un 22 por ciento más que en 2017, cuando hubo 750.

Los datos consultados reflejan que los delincuentes extranjeros buscan zonas muy pobladas o con una fuerte presencia de foráneos, sobre todo zonas turísticas, entre los que pueden pasar desapercibidos.

Madrid es, así, la que más arrestos genera, con 130 en 2017 y 164 en 2018, y después le sigue Alicante (76 y 88), Barcelona (69 y 85) y Málaga (84 y 77) mientras que Baleares, Cádiz, las dos provincias canarias, Valencia y Almería también ocupan la parte alta del listado de Interior.

Las provincias con menos incidencia en estas operaciones policiales son Álava, Ávila, Cuenca, Guadalajara, León, Ourense, Soria y Teruel, con una sola detención en todo 2018, y la única provincia en la que no se produjo ningún arresto de estas características el año pasado fue Lugo. Los arrestos se producen por todo tipo de delitos, como homicidios, narcotráfico, robos o estafas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook