28 de mayo de 2019
28.05.2019
Investigación

Asesinan a tiros en Colombia a un valenciano dueño de varios asadores de carne

José Vicente Monzó Escrihuela, de 53 años, recibió dos disparos dentro de un restaurante

28.05.2019 | 11:35
Imagen de José Vicente en la cocina de uno de sus negocios.

El empresario alcireño afincado en Colombia José Vicente Monzó Escrihuela, de 53 años, ha sido asesinado a tiros en aquel país en un crimen que la policía colombiana relaciona con los negocios de restauración de la víctima, aunque la investigación aún no ha permitido la detención del autor del homicidio, por lo que no se conocen las razones del mismo.

Según ha publicado la prensa del país andino y han confirmado fuentes policiales del Valle del Cauca, la región en la que residía, Monzó fue abatido de varios disparos en el local que estaba acondicionando en Roldanillo, y que iba a ser su cuarto restaurante, todos ellos especializados en carne y asados.

José Vicente Monzó, el Mosquit, era un hombre muy conocido en Alzira, su ciudad natal, aunque muy pocos sabían que se había trasladado hacía ya un tiempo a Colombia, donde estaba teniendo bastante éxito como restaurador en el norte del Valle del Cauca, al oeste del país.

En la capital de la Ribera regentó primero un pub, más tarde un hostal y finalmente una frutería. Más recientemente, llegó a dirigir la cocina de un hotel.

El asesinato de José Vicente se produjo el domingo sobre las nueve de la mañana (hora local), cuando el empresario se encontraba en el interior del restaurante que estaba reformando en la avenida de Omar Rayo, en uno de los accesos principales a la ciudad de Roldanillo, ubicada 134 kilómetros al norte de Cali, la capital del Valle.

Al parecer, recibió dos tiros que le provocaron la muerte en el acto. Varias personas escucharon los disparos y alertaron a las autoridades, que todavía no han detenido a nadie en relación con estos hechos.

Monzó era dueño de varios asadores de carne en Cartago y de otro más en Pereira, dos municipios del Valle situados más al norte de Robledillo. Según algunas de las informaciones locales, tenía un socio en esos negocios, aunque la policía aún no ha confirmado ninguna de las circunstancias que rodean el caso.

De hecho, ni siquiera ha trascendido si las sospechas policiales es que alguien contrató a un sicario o si el asesinato fue cometido por una persona no profesional.

Según el diario digital de Cartago Noticias NVC, el empresario alcireño residía en el barrio de Los Álamos de esa ciudad, donde era propietario de dos restaurantes especializados en carne asada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook