25 de mayo de 2019
25.05.2019

La Policía Nacional desmantela en Finestrat una plantación indoor de marihuana y detiene a uno de sus responsables

A uno de los presuntos autores, que ya ha sido detenido, le fueron descubiertos en el interior de su cuerpo dos preservativos con 65 gramos de cocaína y casi 20 gramos de heroína

25.05.2019 | 10:15

Los otros dos varones también están acusados de un presunto delito de tráfico de drogas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Finestrat a uno de los presuntos responsables de una plantación indoor de marihuana oculta en el interior de una chalet de dos plantas en esa localidad.

Gracias a diversas gestiones de investigación y varias denuncias anónimas, los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un chalet emplazado en la localidad de Finestrat, la cual contendría oculta una plantación indoor de marihuana.

Tras practicar diversas pesquisas, los agentes localizaron la vivienda y comprobaron como en su interior permanecía un varón casi las 24 horas del día sin salir, comportamiento muy habitual en organizaciones donde el cuidador rara vez abandona el inmueble que contiene una plantación de marihuana para evitar la posible sustracción de la sustancia ilícita.

Los investigadores verificaron que efectivamente se trataba de un chalet de dos plantas, semisótano y parcela exterior, donde se escuchaba por todo el perímetro del domicilio un ruido provocado por un extractor, comúnmente utilizado en las plantaciones de marihuana. Asimismo, los agentes observaron dos aparatos de aire acondicionado industriales de grandes dimensiones instalados en la parte trasera de la vivienda, cubiertos por una empalizada para dificultar su localización, hecho habitual en este tipo de inmuebles que albergan plantaciones, dado que la marihuana precisa de ciclos de luz y oscuridad y determinadas temperaturas.

Del mismo modo, los agentes percibían en todo momento un fuerte olor a este tipo de sustancia en el ambiente y, además, la casa contaba con dos perros de raza peligrosa que guardaban toda la zona perimetral alertando de la posible presencia de cualquier persona que se encontrase en los exteriores del domicilio. Otro hecho que hizo sospechar a los investigadores de la posible existencia de una plantación oculta era que todas las ventanas del semisótano se encontraban cerradas y tapadas con telas negras, a lo que había que sumar la gran dejadez en el jardín exterior, ya que tanto colchones, ropa de cama y canapés de varias habitaciones se encontraban en el exterior de la vivienda apiladas debajo de las escaleras, práctica frecuente en las viviendas que albergan un cultivo hidropónico al apilar muebles en el jardín, ya que las habitaciones son ocupadas por las plantas de cannabis y requieren mucho espacio para su crecimiento.

Detención y Registro

Al considerar que existían suficientes indicios para estimar que en la misma pudiera existir un cultivo ilegal de marihuana, los agentes procedieron al registro de la vivienda descubriendo una plantación de 538 plantas de marihuana cogolladas, cerca de 5 kilos de la misma sustancia, 3.250 euros en efectivo, 16 ventiladores, 4 aparatos de aire acondicionado, 3 extractores, 92 lámparas halógenas, 5 filtros, 1 generador, 58 reactancias, una balanza de precisión y numerosa maquinaria de envasado.

Cuando los agentes iban a proceder a la detención de los dos varones que se encontraban en el domicilio, se abalanzaron sobre los policías comenzando un forcejeo que concluyó con la detención del principal responsable de la plantación tras una persecución a pie.

El detenido, holandés de 23 años, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Benidorm.

En otro operativo, los mismos agentes sospecharon de los ocupantes de un vehículo que circulaba por la localidad de Benidorm. Ambas personas eran conocidas por los investigadores, ya que entre ambos contaban con casi 40 antecedentes policiales, algunos de ellos por tráfico de drogas.

Tras darles el alto, los agentes encontraron en el interior del vehículo y también ocultas entre sus pertenencias varias dosis de cocaína, además de mostrar una actitud nerviosa y cierta preocupación por la presencia policial.

Tras proceder a la detención de ambos varones por cometer presuntamente un delito de tráfico de drogas, los agentes decidieron llevar a los arrestados al hospital de Villajoyosa al objeto de que le hicieran las pertinentes pruebas para descubrir sustancias estupefacientes en el interior de sus cavidades físicas.

Tras una prueba radiológica, a uno de los arrestados le fueron descubiertos dos preservativos conteniendo cerca de 65 gramos de cocaína y casi 20 gramos de heroína que portaba en el interior de su cuerpo, quedando ingresado seguidamente en el citado hospital.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Villajoyosa.

Ambas operaciones fueron llevadas a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Benidorm.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook