18 de mayo de 2019
18.05.2019
Alicante

Baltasar Garzón dice que los detenidos en Alicante por extorsión a Assange «mercadearon» con archivos ilícitos

El exjuez afirma que la situación del fundador de Wikileaks es arbitraria y ataca la libertad de expresión

17.05.2019 | 20:49
Baltasar Garzón, ayer en Alicante durante el acto de su partido.

El exjuez y jefe del equipo de abogados del activista Julian Assange, Baltasar Garzón, afirmó ayer en Alicante sobre la detención de cuatro alicantinos por extorsionar supuestamente al fundador del portal Wikileaks que «se presentó una denuncia y una querella que dio lugar a la detención de varias personas que sencillamente estaban extorsionando o intentando extorsionar a las personas de wikileaks». Garzón detalló que estaban «mercadeando con una información obtenida ilícitamente de grabaciones de dentro de la propia embajada, utilizando las propias cámaras de seguridad, y vulnerando todos los derechos de Julian Assange, no solo de su intimidad, sino de su relación específica abogado-cliente». «Con grabaciones que hemos visto y fotografías de documentos que hemos estado manejando los abogados defensores, lo cual es de una indefensión absoluta y además de contaminación del proceso», añadió el exmagistrado de la Audiencia Nacional.

Por otro lado, Garzón afirmó que la situación de que es objeto el fundador del portal WikiLeaks es «arbitraria» y supone un ataque a la libertad de expresión y de acceso a la información.

Garzón participó ayer en Alicante en la presentación de las candidaturas del partido Actúa a las elecciones del 26 de mayo, donde él opta al Parlamento Europeo, y fue preguntado por la situación procesal de Assange, que ha estado desde junio de 2012 hasta el pasado 10 de abril en la embajada de Ecuador en Londres, con la condición de asilado.

El asesor jurídico de Assange enfatizó que han sido casi 7 años «muy duros» para el activista australiano, de quien repitió que las investigaciones judiciales de Suecia son un «artificio y una excusa para dar cobertura a la persecución real de Estados Unidos por la publicación masiva de documentación en noviembre de 2010 y posteriormente».

Esa información, recordó, «acredita crímenes de lesa humanidad y gravísimos de corrupción y actos ilícitos de las instituciones norteamericanas, principalmente vinculadas a la inteligencia, en otros países y específicamente en Irak y Afganistán».

«Esa es la verdadera causa» de la situación que soporta Assange, actualmente detenido en una prisión de máxima seguridad en el Reino Unido a la espera de que se resuelva una petición de extradición a Estados Unidos, donde se le reclama por las filtraciones de documentos secretos hechas por su portal.

Garzón ha manifestado que «todas las instituciones internacionales» a las que ha acudido la defensa, entre las que ha citado el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias, el Alto Comisariado de Derechos Humanos de la ONU, la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de DDHH, así como el relator de privacidad tortura, les han dado «la razón» en el sentido de que Assange es víctima de una situación «arbitraria».

«Vamos a seguir peleando y a ver cómo acaba esto pero si antes había alguna duda, ahora está clarísima la persecución política por razones de ataque a la prensa y a los principios básicos de la libertad de expresión», en opinión del exjuez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook