15 de mayo de 2019
15.05.2019
El Altet

La Policía denuncia a un joven de El Altet por poner en peligro el aeropuerto con un láser

El denunciado se enfrenta a una propuesta de sanción de entre 30.001 y 600.000 euros por proyectar haces de luz verde hacia la torre de control y a la pista de aterrizaje

14.05.2019 | 21:34
Foto hecha de madrugada en el aeropuerto donde se ve el láser verde.

Esto condiciona las maniobras de despegue y aterrizaje de los aviones.

La Policía Nacional ha denunciado a un joven de 24 años que reside en El Altet por utilizar un puntero láser para apuntar a la torre de control y a la pista del aeropuerto de Alicante-Elche, lo que puso en peligro la seguridad de las maniobras de aterrizajes y despegues de aviones, según informaron a este diario fuentes cercanas al caso.

El uso de estos punteros láser conlleva sanciones económicas muy importantes, de entre 30.001 y 600.000 euros. Según la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, se considera una infracción muy grave «la proyección de haces de luz, mediante cualquier tipo de dispositivo, sobre los pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrarles o distraer su atención y provocar accidentes».

La Comisaría de la Policía Nacional en el aeropuerto ha remitido a la Subdelegación del Gobierno en Alicante el acta de denuncia levantada al joven de El Altet por infracción muy grave para que acuerde la sanción que estime oportuna. Asimismo, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) también ha realizado una propuesta de sanción por estos hechos, indicaron las mismas fuentes.

Incidente de madrugada

El incidente ocurrió sobre la una y media de la madrugada del pasado 4 de mayo. La Policía Nacional fue alertada de que se habían producido apuntamientos con un láser de color verde hacia la pista del aeropuerto. El puntero láser fue dirigido concretamente hacia la torre de control y hacia los señaleros, los cuales llegaron a realizar fotografías del lugar desde donde estaban realizando las proyecciones de luz.

Los trabajadores del aeropuerto comunicaron lo ocurrido, que se prolongó durante aproximadamente quince minutos, y la Policía Nacional abrió una investigación que permitió localizar el pasado 7 de mayo una casa de campo desde la que usaron el puntero láser.

La Policía Nacional acudió a la vivienda de El Altet bajo sospecha para identificar al autor.

Culpa a un cuñado

La casa está situada cerca del vallado perimetral del aeropuerto y el joven reconoció a la Policía Nacional que el apuntamiento láser se hizo desde su domicilio y señaló el punto exacto, pero culpó del hecho a un cuñado suyo que vive en Madrid.

Sin embargo, no aportó datos sobre la identidad de su familiar y la Policía concluyó que en realidad el autor fue el joven que vive en dicha casa, ya que ofreció versiones contradictorias que le inculpaban y en una ocasión llegó a admitir ante los agentes la autoría de los hechos.

Recientemente la torre de control del aeropuerto recibió un aviso del comandante de un avión que iba a aterrizar en El Altet y alertó de que alguien estaba usando una luz que molestaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook