07 de mayo de 2019
07.05.2019
Menudeo

Drogas con semáforo en Alzira

Un flexo que proyectaba luces rojas o verdes sobre la puerta anunciaba si se podía adquirir marihuana

07.05.2019 | 17:18
Drogas con semáforo en Alzira

Un flexo que proyectaba una luz sobre el cristal de la puerta principal de la vivienda regulaba el «tráfico» de potenciales compradores de marihuana a modo de semáforo. El verde anunciaba que estaban en disposición de vender, abierto. El rojo, que se había cerrado el chiringuito. La Policía Nacional ha desmantelado en Alzira este punto de venta con la detención de dos hermanos. Distribuían la droga de forma mayoritaria entre jóvenes menores de edad. Los agentes intervinieron en el registro de la casa dos pistolas detonadoras y un revólver detonador, además de diversas cantidades de sustancias estupefacientes, básculas de precisión y dinero en efectivo.

El «semáforo de la marihuana» se encontraba en una vivienda de la calle Sant Francesc. Efectivos de la comisaría de Alzira iniciaron las investigaciones a principios del mes de abril al tener conocimiento de que en un domicilio del núcleo urbano se estaban vendiendo sustancias estupefacientes y que el grueso de los compradores eran menores de edad.

Los investigadores pudieron comprobar que dos hermanos usaban el domicilio como si fuera un establecimiento de venta de marihuana y que utilizaban una lámpara que desde el interior proyectaba luz sobre el cristal de la puerta para, a modo de semáforo -ya que cambiaba el color-, comunicar si en ese momento se podía comprar o no. Se trata de dos hermanos de 23 y 28 años, sin antecedentes policiales, que han sido detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, según informaron ayer desde la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana.

Marihuana y hachís

En el registro de la vivienda realizado por los agentes la policía intervino un total de 257 gramos de cogollos de marihuana, 12,5 gramos de hachís, 3.350 euros en efectivo, así como dos pistolas y un revólver detonador, 45 cartuchos detonadores y dos básculas de precisión.

Fuentes policiales destacaron la gravedad de este caso al incidir en que la mayor parte de la droga que se distribuía desde este punto de venta tenía como destinatarios a jóvenes menores de edad, un colectivo que requiere de especial protección. Los dos detenidos ya han pasado a disposición judicial, según señalaron las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook