30 de abril de 2019
30.04.2019
Alicante

Un joven acepta tres años de internamiento por abusar de una menor ebria en Alicante

El acusado se aprovechó de que la chica había bebido alcohol e ingerido fármacos y cannabis para mantener relaciones con ella sin su consentimiento en un pub del Puerto

29.04.2019 | 20:06

Tras la agresión le robó un móvil y 15 euros antes de abandonarla semiinconsciente.

Un joven de 18 años acusado de abusar sexualmente de una chica de 17 años en un pub de la zona de ocio del Puerto de Alicante cuando él aún era menor de edad reconoció ayer los hechos en un juicio celebrado en un juzgado de Menores y aceptó cumplir una medida de dos años y nueves meses de internamiento. La menor agredida se encontraba en estado ebrio y drogada cuando el joven mantuvo relaciones sexuales con ella.

La Fiscalía solicitaba inicialmente una medida de seis años de internamiento en régimen cerrado y a continuación tres años de libertad vigilada. El Ministerio Público y el abogado defensor alcanzaron un acuerdo de conformidad por el que joven, a cambio de admitir los hechos objeto de acusación, cumplirá menos de tres años de internamiento y un año y medio de libertad vigilada.

Los hechos reconocidos ayer por el joven ocurrieron la madrugada del 6 de enero de 2018 en un pub de la zona de ocio del Puerto de Alicante. El joven, que entonces tenía 16 años, llevó a la menor de un pub a otro de la misma zona y sin que la chica le diera su consentimiento la penetró vaginalmente aprovechándose de su estado. Según la Fiscalía, la menor se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas, fármacos antidepresivos y de cannabis.

Agresión en los aseos

Los abusos fueron cometidos en los aseos del pub y una vez consumó la relación sexual la abandonó en estado de semiinconsciencia. Antes de marcharse le sustrajo su teléfono móvil y 15 euros en metálico que guardaba en el bolso.

La víctima fue atendida de varias erosiones y el agresor se dio a la fuga y estuvo en paradero desconocido hasta que pudo ser identificado y detenido por la Policía el pasado mes de diciembre.

Al ser ya mayor de edad, el joven detenido pasó a disposición del juzgado de guardia de Alicante, que acordó su internamiento en régimen cerrado en un centro de menores porque tenía menos de 18 años cuando cometió el abuso sexual.

El menor y un familiar suyo que lo tenía a su cargo cuando se produjeron los hechos –responsable civil solidario– tendrán que indemnizar a la víctima con 149 euros por el dinero y el teléfono que le sustrajeron, así como con otra pequeña cantidad de dinero por los días que tardó en curarse.

Los delitos contra la libertad sexual han experimentado un notable incremento desde hace dos años, tanto en adultos como en menores.

Durante 2017 fueron condenados casi un millar de menores en la provincia de Alicante por diferentes hechos delictivos y una cifra considerable se refería a delitos sexuales cometidos por adolescentes menores de 18 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído