23 de abril de 2019
23.04.2019

Condenan a Educación a indemnizar por los abusos de un monitor a cuatro niños

El fallo impone diez años de cárcel al pederasta, que tiene otras causas abiertas por presuntos abusos sexuales a menores

22.04.2019 | 21:19
El acusado llega detenido a los juzgados el día que se celebró el juicio.

La magistrada considera que la conselleria es responsable civil por no actuar cuando se conocieron las primeras denuncias.

Un juzgado de lo Penal de Alicante considera a la Conselleria de Educación responsable civil de los abusos sufridos por cuatro niños por un monitor de un colegio público de la comarca de l'Alacantí durante el curso 2009/2010, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. El fallo le impone penas que suman diez años de cárcel, así como el pago de indemnizaciones de un total de 10.000 euros a las víctimas por los daños morales, que tenían seis años cuando ocurrieron los hechos. La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso ante la Audiencia Provincial, apelación que ya ha anunciado que presentará el abogado que ha ejercitado la defensa, Ricardo Martínez.

El acusado tiene otras causas abiertas por abusos sexuales a menores y fue arrestado a raíz de que años después las víctimas presentaran denuncia por lo ocurrido. La magistrada considera que Educación no actuó, a pesar de que la dirección del centro en su día tuvo conocimiento de que los hechos habían tenido lugar. Según la sentencia, solo se le alejó del niño que puso entonces la denuncia «pero se consintió que siguiera relacionándose con niños de corta edad a pesar del riesgo que esto supone».

La magistrada señala en la sentencia que la documentación aportada «no incluye investigación del centro escolar sobre los hechos hablando o entrevistándose con otros menores que acudían a la misma actividad, lo que ciertamente hubiera hecho despertar la situación mucho antes y no una vez transcurridos nueve años desde los hechos». Según la sentencia, los primeros hechos que conoció el colegio revestían una entidad suficiente para que el centro y por ende la Conselleria hubieran actuado de otra manera. El acusado trabajaba para una empresa que la Conselleria había contratado para cubrir el servicio. La magistrada desliza en la sentencia que dicha empresa también debió haberse llamado como responsable civil pero ninguna acusación lo hizo. «Los profesores, monitores, la dirección de los centros y por tanto la Conselleria deben cumplir una función de garantes de la seguridad de los niños que cursan estudios en colegios públicos y no se cumplió con esta función», asegura.

El monitor tiene otras dos causas judiciales pendientes por abusar de menores de edad. En una de ellas, la víctima fue el menor que el investigado tenía en acogida y por este delito la Fiscalía reclama al acusado otros seis años de cárcel más. Los hechos por los que ahora se le condenan se remontan al curso 2009/2010, sin embargo, un grupo de padres presentó la denuncia a raíz de que el acusado fuera detenido en otras tres ocasiones por hechos similares. Ante la acumulación de delitos sexuales en los que eran víctimas menores de edad, un juzgado de San Vicente decretó el encarcelamiento preventivo del acusado. El fallo considera probado que el acusado aprovechó para co meter los abusos su empleo de monitor para actividades extraescolares y que estaba en estrecho contacto con niños de corta edad. De esta manera, al término de dichas actividades pedía a los menores que se quedaran con él a solas para ayudarle a recoger y cometer los supuestos abusos sexuales. En dos casos consistieron en tocamientos y en otros dos se puso a los niños encima a caballito con la intención de rozarse con ellos, «transformando una actividad inocente en otra perversa y retorcida y todo ello en contra de la voluntad de los niños», dice la sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook