18 de abril de 2019
18.04.2019
Alicante

Tres afectados en Alicante por una trama implicada en estafas con la venta de coches de lujo

17.04.2019 | 21:26

La Guardia Civil de Navarra ha desarticulado un grupo criminal que compraba vehículos de alta gama, sobre todo en Alemania, y manipulaba los cuentakilómetros de los mismos para venderlos por un precio muy superior en diversas provincias españolas. Los 25 integrantes de la banda, que residen en Almería, Madrid, Toledo y Levante, realizaban en los vehículos reducciones de entre 175.000 y 300.000 kilómetros, e incluso en un caso de 500.000 kilómetros.

Según fuentes del instituto armado, hay ochenta víctimas de esta trama en España, de las que tres son de la provincia de Alicante, otras tantas, de la de Valencia y una, de la de Castellón.

Se han identificado 67 vehículos de alta gama afectados y el total de kilómetros reducidos en los mismos asciende a casi 12 millones, ha explicado en conferencia de prensa el comandante de la Guardia Civil Agustín Aznárez, quien ha indicado que la estafa cometida asciende a unos 560.000 euros.

La llamada «operación Flyna», señaló, se inicio a finales de 2017 tras recibirse en la Guardia Civil de Navarra la denuncia de un ciudadano que sospechaba que el cuantakilómetros del turismo que había comprado había sido manipulado.

Los agentes determinaron la franja temporal en la que se había hecho la manipulación e investigaron a las personas y entidades supuestamente implicadas. También comprobaron que había más vehículos manipulados.

El grupo criminal, liderado por dos personas residentes en Madrid y Almería, utilizaba un entramado de empresas pantalla dedicadas a la compraventa de vehículos, lo que ha dificultado mucho la labor policial.

Los investigados, ha comentado Aznárez, no solo estafaban en las ventas de coches, sino que en algunos casos también simulaban una avería importante en el momento de comprarlos para rebajar su precio, obteniendo así un beneficio económico aún mayor.

La Guardia Civil ha esclarecido un total de 86 hechos delictivos que van desde la propia estafa hasta la falsedad documental y usurpación de estado civil y en su investigación han practicado más de 160 tomas de declaración.

Aznárez ha destacado que la estafa que cometía esta banda era muy peligrosa para la seguridad vial, ya que, al desconocer los compradores el estado real del vehículo, podían realizar un inadecuado mantenimiento del mismo, lo cual podía afectar a la seguridad activa y pasiva del turismo, muchos de los cuales estaban al final de su vida útil.

El comandante de la Guardia Civil ha alertado a los compradores de coches de segunda mano de la posible manipulación del cuentakilómetros si el precio del vehículo es excesivamente bajo o, una vez adquirido, surgen enseguida averías importantes. "Los chollos, en materia de seguridad vial, no existen", ha subrayado.

La investigación ha sido llevada a cabo por el GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico) de Navarra y ha contado con el apoyo de unidades de Policía Judicial, así como de los GIAT de las provincias afectadas, todos ellos de la Guardia Civil.

El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha comentado que la forma de operar de esta banda "estaba poniendo en riesgo la vida de muchas personas" con el objetivo de "lucrarse sin pensar en los riesgos que todo ello conllevaba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído