14 de abril de 2019
14.04.2019
En Alicante

El GOIR de la Policía Local de Alicante salva la vida de una persona cuando se estaba desangrando tras un accidente con una radial

La Policía Local logra hacerle un torniquete a un hombre de 38 años que se dañó la arteria del brazo

14.04.2019 | 12:17
El GOIR de la Policía Local de Alicante salva la vida de una persona cuando se estaba desangrando tras un accidente con una radial

Los agentes del Grupo Operativo de Intervención Rápida (GOIR) de la Policía Local de Alicante salvaron este viernes la vida de un varón de 38 años al que lograron taponarle una herida con un torniquete. El accidente se produjo en su vivienda mientras realizaba unas obras y se cortó la arteria del brazo con una radial. La intervención policial logró evitar que se desangrara y falleciera.

Según fuentes policiales los hecho ocurrieron a las 19 horas, cuando les llegó un aviso a través del 112 para intervenir a un herido en una vivienda, en el barrio Virgen del Remedio, que podrían ser ocasionadas por un arma blanca. Ante la gravedad de la emergencia la Policía solicitó la intervención urgente del GOIR, que se personó con siete agentes y un oficial.

Cuando llegó el GOIR los vecinos informaron de que el herido se encontraba en el zaguán de la primera planta y se estaba desangrando, así como de que habían intentado taponarle la herida sin éxito. El hombre estaba muy nervioso, tumbado sobre un charco de sangre con una herida muy profunda en el brazo izquierdo.

Dos agentes estabilizaron al herido, poniéndole en posición lateral y tratando de tranquilizarle y otro agente volvió a llamar a un Samu de urgencia. El GOIR accedió a la vivienda para comprobar el origen de las lesiones y si había algún causante. Una vez dentro pudieron descartar que hubiera gente en el interior y observaron también que la casa estaba en obras y había sacos de cemento, escombros, azulejos y una radial.

De forma paralela el equipo del GOIR que estaba con el herido logró tranquilizarle, pero el litro de sangre que había perdido provocaba un alto riesgo de fallecimiento por shock hipovolémico. Ante la crítica situación los agentes pudieron finalmente realizarle un torniquete en la altura superior del brazo, acción que permitió salvarle la vida del herido, que en todo momento fue consciente de la gravedad de la situación.

Los servicios sanitarios le trasladaron de urgencia al Hospital General, donde le realizaron una cirugía de reconstrucción de la masa muscular y del brazo. Al día siguiente, el sábado, los agentes visitaron al herido y pudieron comprobar que se encontraba ingresado y estable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook