12 de abril de 2019
12.04.2019

Toma el patinete y corre

Ingresa en prisión un detenido por robar un patín en Alicante tras arrojar a su dueño al suelo de un empujón mientras lo conducía

11.04.2019 | 23:23
Toma el patinete y corre

Circular en patinete eléctrico también puede ser considerado una actividad de riesgo. El juzgado de guardia de Alicante decretó ayer el ingreso en prisión de un hombre acusado del robo de uno de estos patines tras derribar a su propietario de un empujón y llevárselo. Ante la abultada lista de antecedentes por otros delitos contra el patrimonio, la Fiscalía optó por reclamar el encarcelamiento del sospechoso.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de marzo sobre las 6.30 de la mañana. La víctima iba circulando con el patinete eléctrico por la calle Cánovas del Castillo, en las inmediaciones del barrio de Carolinas cuando el presunto atracador le salió al paso interponiéndose en su trayectoria. Éste le increpó y cuando parecía que iba a empezar una discusión, el peatón le arrojó al suelo de un empujón. A continuación se marchó con el patinete, mientras su víctima se quedaba en el suelo sin dar crédito a lo que acababa de pasarle.

El denunciante había valorado en más de 700 euros el patinete robado, un valor que indica que a veces estos botines para los amigos de lo ajeno pueden llegar a ser más jugosos que una bicicleta. Hasta no hace mucho eran los teléfonos móviles, las tabletas y otros dispositivos tecnológicos los que podían exponer a cualquier peatón a sufrir un atraco callejero. A esta lista hay que añadir ahora el nuevo aparato de moda, los patinetes. El mercado de segunda mano es un destino muy apetitoso para dar salida a estos nuevos botines.

El detenido fue plenamente identificado por su víctima una vez que fue detenido en la Comisaría. Al arrestado, de 34 años de edad, le constaban hasta 17 detenciones anteriores por robos en la vía pública. Una abultada lista de antecedentes por las que el fiscal optó por reclamar la prisión y posteriormente el juzgado de guardia a acordarla.

Por otro lado, el juzgado de guardia dejó ayer en libertad a otro presunto delincuente multirreincidente al que se vinculaba con robos en trasteros en la ciudad de Alicante. En su poder se encontraron algunos efectos procedentes de estos robos, pero se consideró una prueba insuficiente para pedir el ingreso en prisión, ya que faltaban otro tipo de indicios como un estudio de huellas dactilares que le implicara directamente con estos asaltos.

Los robos de patinetes siguen proliferando en la Comunidad Valenciana. La Policía Nacional detuvo esta semana en València a un hombre como presunto autor de un delito de robo con fuerza en un domicilio de la calle Arquitecto Rodríguez esta capital al que trataba de acceder descolgándose por los cables de la luz de un patio interior.

Según fuentes policiales, la detención del hombre, de cuarenta años y nacionalidad española que, según indicó un vecino, intentó colarse en una vivienda a través de una ventana corredera.

Ese mismo vecino observó que en la puerta del domicilio en el que acababa de entrar el sospechoso se encontraba el patinete eléctrico del dueño de la vivienda, por lo que lo recogió y lo guardó en su vivienda hasta poder devolverlo, ya que tienen prohibido dejar objetos en el rellano.

Los policías percibieron que alguien cerraba desde dentro del domicilio una ventana que, hasta el momento, estaba abierta, por lo que realizaron una batida por la finca en la que detectaron que la puerta de acceso a las terrazas comunitarias estaba forzada. Los agentes detuvieron al sospechoso tras observar que el interior del domicilio estaba revuelto, las puertas de los armarios rotas y numerosos enseres se hallaban en el suelo, y devolvieron el patinete eléctrico al propietario El detenido, con antecedentes policiales, pasó el miércoles a disposición judicial.

Para evitar sustos desde numerosas empresas ya están empezando a comercializar candados para evitar que se los lleven cuando están estacionados. Sin embargo, al ser plegables, se recomienda llevarlos siempre encima y no descuidarlos ni un momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook