12 de marzo de 2019
12.03.2019

Sentenciados de raíz

Un ficus de unos treinta años de antigüedad se desploma en la plaza de los juzgados de Benalúa donde Justicia hacía obras para remodelarla

11.03.2019 | 22:37
El ficus ayer tras el derrumbe.

La conselleria investiga las causas del derrumbe y encarga un informe sobre los otros árboles del recinto.

Se quedó en un susto pero pudo haber pasado más. Un ficus de grandes dimensiones se desplomó el pasado fin de semana en la plaza de acceso a los juzgados de Benalúa en Alicante, causando solo daños materiales en un entorno que estaba siendo remodelado. El derrumbe se produjo sobre las 21.00 horas del domingo cuando los vigilantes de seguridad que estaban de guardia en el Palacio de Justicia se vieron sobresaltados por un gran estruendo y se encontraron con los daños cuando salieron al exterior. El árbol se había desplomado sobre la calzada causando daños materiales sobre el pavimento que había sido renovado durante dichos trabajos. «Hay un indigente que suele pasar la noche durmiendo en ese banco. No le ha pillado de milagro», señalaban fuentes del Palacio de Justicia. Se trata de una plaza que en los días normales hierve de actividad, ya que es lugar de paso obligado para los centenares de personas que cada día acceden al Palacio de Justicia.

El incidente obligó a movilizar a los Bomberos, que también apuntalaron otro árbol de la plaza que amenazaba con derrumbarse también. La caída del ficus mientras la Conselleria de Justicia estaba llevando a cabo varias obras para adecentar la plaza. Unos trabajos que consisten en la renovación del adoquinado deteriorado, así como rebajar el terreno hasta la cota del piso en buen estado. Las raíces habían levantado parte del pavimento a lo largo de los más de 30 años que el árbol ha estado creciendo en la plaza.

El ficus derribado.

Ayer entre el personal de los juzgados se achacaba la caída a que se hubieran recortado alguna de las raíces, pero desde la Conselleria de Justicia se recalcó que para los trabajos no estaba previsto tocar las raíces. «Para los nuevos alcorques se han utilizado adoquines cortados a medida precisamente para no tener que tocarlas», precisaron. La Conselleria ha encargado un informe sobre las causas de la caída, así como que se precise cuál es el estado de los otros árboles de la plaza. También se ha solicitado un presupuesto para la poda.

La plaza era una verdadera tierra de nadie donde apenas se había hecho mantenimiento en años. Para el Ayuntamiento era una tarea que correspondía a la Conselleria y viceversa. Por este motivo, dentro de la reforma que se está haciendo del Palacio de Justicia, la administración autonómica había previsto sanear la fachada y adecentar la plaza. Pavimento, farolas y bancos nuevos y hasta limpieza del monumento de Miguel Hernández, sobre el que ya había hasta pintadas sobre su superficie.

El árbol podado ayer por la tarde y sus raíces.

Dentro del Palacio de Justicia en estos momentos se están acometiendo las obras de mejoras de las instalaciones donde se ubica el juzgado de guardia. En los últimos años se ha procedido también a la reforma de la oficina de atención a las víctimas del delito y de la Fiscalía.

Los operarios estuvieron trabajando ayer durante toda la tarde para recortar el árbol desplomado a fin de facilitar su retirada de la plaza cortando sus ramas con una motosierra.

Otro árbol apuntalado.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook