09 de marzo de 2019
09.03.2019

Investigan si un turista murió de un golpe en la cabeza en una pelea en Benidorm

La Policía Nacional encontró ya fallecida a la víctima, un escocés de 33 años, en una calle de la «zona guiri»

08.03.2019 | 20:27
Imagen de ayer de la calle Gerona de Benidorm donde murió el turista escocés.

Testigos afirman que hubo una disputa entre británicos antes de que se diera la voz de alarma por un hombre tendido en el suelo.

La Policía Nacional investiga si un turista escocés de 33 años murió en la madrugada de ayer de un golpe en la cabeza en el transcurso de una disputa en la conocida como «zona guiri» de Benidorm, según explicaron ayer a este diario fuentes cercanas al caso. Agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm tratan de esclarecer si el golpe en la cabeza que presenta el fallecido se lo produjeron con un objeto contudente o bien se lo causó al golpearse contra el suelo al caerse durante una pelea entre ciudadanos de origen británico en la calle Gerona.

La autopsia se realizará hoy en el Instituto de Medicina Legal para determinar la causa de la muerte y aclarará si murió del golpe que aparentemente tiene en la cabeza o por otra causa.

La muerte de este turista escocés se produce poco después del apuñalamiento sufrido a finales de febrero por dos empleados de pubs de la «zona guiri» que intervinieron en una pelea en la vía pública entre dos británicos, uno de los cuales fue encarcelado como presunto autor de la agresión.

El suceso tuvo lugar sobre las tres de la madrugada. La sala del 091 de la Policía Nacional fue alertada a las tres y cuarto de la madrugada para que acudiera a la calle Gerona de Benidorm porque había un hombre que estaba tendido en el suelo en la calle Gerona.

Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana se desplazaron con urgencia al lugar y al llegar comprobaron que había dos personas practicando maniobras de reanimación a un hombre en la vía pública.

Los servicios sanitarios se personaron poco después y no pudieron hacer nada por salvarle la vida, por lo que confirmaron el fallecimiento del hombre, un escocés de 33 años que se encontraba de vacaciones en Benidorm y estaba alojado en un hotel con unos amigos.

Una vez se confirmó el fallecimiento se activó el protocolo policial de muertes violentas. La comisión judicial fue alertada de la muerte, así como la Policía Científica y la Policía Judicial de Benidorm.

Los especialistas realizaron una inspección en la zona y recabaron datos de testigos para esclarecer el suceso. La comisión judicial autorizó el levantamiento del cadáver sobre las cinco de la madrugada y el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Alicante, donde hoy está previsto practicarle la autopsia para determinar la causa del fallecimiento.

El cadáver no presentaba lesiones de arma blanca, pero la investigación ha revelado que sí tenía un golpe en la cabeza, traumatismo que podría ser el origen de su muerte.

La Policía Nacional se entrevistó con testigos y amigos de la víctima para tratar de aclarar como se originaron los hechos. Los testigos indicaron que hubo una pelea previa entre británicos.

Al cierre de esta edición no se habían practicado detenciones relacionadas con esta muerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook