02 de marzo de 2019
02.03.2019
Alicante

Un policía local con buen olfato

Una intervención por un coche mal aparcado acaba en la persecución a otro y tres detenidos con 62.000 euros y más de 23 kilos de marihuana y hachís

01.03.2019 | 20:08
Un policía local con buen olfato
Dos agentes con la droga y el dinero intervenido.

La intervención de un agente local de Alicante que acudió con la grúa municipal a un servicio por un vehículo mal estacionado acabó de forma fortuita en una operación antidroga con tres detenidos y la incautación de más de 62.000 euros en efectivo y más de 23 kilos de marihuana y hachís tras una persecución. La intervención iniciada por Policía Local fue completada por Policía Nacional, que llevaba meses investigando a los sospechosos por dedicarse a la exportación de droga al Reino Unido.

El suceso se produjo el pasado miércoles por la tarde cuando una grúa fue requerida por un turismo mal estacionado en la zona de la calle Enriqueta Ortega de Alicante. Al lugar se desplazó una grúa con su conductor y un policía local. Una vez en el lugar el agente se percató de un fuerte olor a marihuana que procedía de otro turismo distinto para el que habían sido requeridos.

Según informó ayer la Comisaría Provincial, el agente vio a varias personas asomadas a los balcones de varias viviendas de un inmueble próximo, las cuales salieron corriendo del edificio al percatarse de su presencia.

Una de esas personas que intentaban huir del lugar era el dueño del vehículo, quien quería subirse al coche y hacer caso omiso a las indicaciones del agente. El policía local logró retener a esta persona, aunque fue atacado y agredido por otro varón,lo que permitió que el otro sospechoso huyera en su vehículo tras intentar arrollar al agente.

En la moto de un particular

En ese momento se dio la alerta a las patrullas de servicio para buscar al coche huido y el policía local, que viajaba en la grúa, optó por subirse en una moto de un ciudadano que se ofreció a llevarle de paquete para perseguir al huido.

De esta forma se produjo la persecución, durante la cual más de un ciudadano fue dando indicaciones al agente sobre la ruta usada por el coche huido. Al final el agente le dio alcance y detuvo al sospechoso en la zona del Panteón de Quijano, donde se personaron más patrullas de la Policía Local.

El arrestado escondía entre sus pertenencias una bolsa con más de 62.000 euros en efectivo repartidos en billetes de diferentes cantidades, así como cerca de 20 kilos de marihuana en cogollos y 15 pastillas de hachís con un peso de 1.500 gramos.

La Policía Nacional fue informada del arresto y al verificar su identidad comprobó que estaba encartado en una investigación por tráfico de marihuana que llevaban agentes de la Comisaría de Distrito Norte de Alicante. A partir de entonces la Policía Nacional se hizo cargo de la intervención y de las pesquisas posteriores.

Según la Comisaría Provincial, se dirigieron con urgencia al inmueble donde había comenzado la persecución y establecieron un dispositivo para detener al resto de los investigados que formaban parte del entramado y registrar el domicilio.

La Policía Nacional detuvo a otros dos presuntos traficantes que tenían encartados en sus investigaciones y que se encontraban en ese momento en el domicilio.

En el registro los agentes descubrieron 2.5 kilos más de marihuana en cogollos que tenían escondidos hasta en la azotea del edificio, dos balanzas de precisión y diversa documentación de los sospechosos.

La Policía Nacional afirma que los tres arrestados se encontraban relacionados en una investigación iniciada hace meses en las que se detuvo a cuatro presuntos traficantes.

El grupo investigado estaba formado por personas de origen inglés que se dedicaban a exportar grandes cantidades de marihuana al Reino Unido.

En la primera fase fueron detenidas cuatro personas con10 kilos de marihuana y dos armas de fuego con munición.

Los tres detenidos esta semana, de nacionalidad inglesa y española, son dos varones y una mujer, de entre 35 y 51 años. Ayer se encontraban en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook